ESPECIAL 6 MESES DE LA CUARENTENA

Coronavirus en Río Gallegos: "No quiero que se muera nadie, pero no puedo estar atrás de los 140 mil habitantes", dijo Grasso

Así lo dijo el intendente Pablo Grasso en diálogo con LU12 AM680 tras los 6 meses de cuarentena y el difícil momento que atraviesa la ciudad. Es uno de los tantos recuperados de coronavirus y dijo que quiere donar plasma: "La doctora me dijo que tengo que esperar a evolucionar bien".

Por La Opinión Austral


Río Gallegos vive un momento crítico respecto a los contagios de COVID-19 a 6 meses de iniciada la cuarentena en el país. El intendente, Pablo Grasso, lo vivió en carne propia, y dio su testimonio luego de ser uno más de los que se recuperaron del coronavirus.

"Quiero ir a donar plasma, pero la doctora me dijo que tengo que esperar a evolucionar bien", y señaló que va "más allá de una decisión política".

Subrayó que, al día de hoy, la ciudad capital "es una de la diez localidades en donde más aumentaron los contagios en el país". Hasta el momento, de acuerdo al último reporte provincial, Río Gallegos posee un total de 988 casos activos. En la jornada del sábado, se recuperaron 227 pacientes.

"Todavía no sé cómo me contagié", aseguró Grasso, que llegó a estar internado en el Hospital Regional por agravar los síntomas de la enfermedad.

 

 Grasso fue hisopado el 18 de agosto.
Grasso fue hisopado el 18 de agosto.

Al respecto, relató: "Empecé con dolor de garganta y empecé el aislamiento después de dar positivo. Al quinto día me dolió mucho la cabeza, levanté fiebre y empecé a sentirme mal. Me encontraron una mancha en el pulmón cuando me hicieron una placa".

"Me dieron un corticoide para que vaya diluyéndose, pero no se desapareció", siguió contando. "A los dos días, 40 y pico de fiebre, me internaron y me pusieron la máscara y me dijeron 'si la cosa no reacciona, iremos para dormir'".

 

 'Especial 6 meses de cuarentena' de La Opinión Austral.
'Especial 6 meses de cuarentena' de La Opinión Austral.

Cabe señalar que el intendente gozaba de buen estado de salud cuando se contagió: "Yo no soy fumador ni tengo enfermedades preexistentes". Sin embargo, el virus no hace distinción.

"Uno puede sentirse al principio asintomático y después las cosas se van complicando", advirtió.

Grasso llamó además a tener consciencia, especialmente a la hora de cuidar a los adultos mayores. "Yo a mi viejo no lo veo hace muchísimo tiempo, a mi sobrino tampoco", contó.

"No quiero que se muera nadie en mi ciudad, pero no puedo estar atrás de los 140 mil habitantes pidiéndoles por favor que se cuiden", apuntó el jefe comunal

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias