Política y Economía

El barril "congelado" está por encima del internacional

Por Irene Stur



Ayer con la caída de las bolsas en el mundo, debido al temor de una recesión generalizada por las tensiones comerciales, el Brent se desplomó hasta los US$ 57,28 para luego recuperar un poco, pero igual cerrar por abajo del lunes. Suma así la tercer jornada en la que cotiza por abajo del valor interno fijado por el congelamiento.


Por Irene

Stur


Ayer la

jornada financiera mundial fue negativa. El temor por una recesión producto de

las tensiones comerciales que no ceden entre Estados Unidos y China y de un

Bréxit no consensuado en el Reino Unido llevó a que las principales bolsas del

mundo cerraran en rojo, siendo que en Argentina, presa de una crisis económica

fenomenal, el desplome fue muchísimo más agudo, superando el 12% de caída.


Esos

temores hicieron que el crudo de Brent, que se toma como referencia para la

Argentina, retrocediera nuevamente y se ubicara en torno a los US$ 57,28 un

2,35% menos que el cierre del lunes. Al cierre de la edición había logrado

recuperar algo, pero se mantenía igual más abajo del cierre anterior de U$S

58,61


La

tendencia a la baja, según algunos analistas podría mantenerse, toda vez que la

OPEP decidió alejarse del acuerdo no explícito de buscar mantener el barril en

torno a los US$ 60.


Así, por

primera vez en diez meses, en agosto decidió aumentar la producción de crudo,

incrementando un promedio de 200 mil barriles diarios para ubicarse en los

29,99 millones de barriles por día (mbd).


Esto

impactaría a la baja, aún más, a un mercado donde el crudo de Brent hoy está un

20% por debajo de los máximos anuales que se registraron en el mes de mayo.


En

paralelo, Estados Unidos tampoco queda rezagado y es hoy el máximo productor de

petróleo, y sin mostrar intenciones de fijar un techo a su producción que

creció en un año, aproximadamente en un 30%, de 9m5 a 12,5 millones mbd.


Por otra

parte, el fortalecimiento del dólar en medio de la tensión comercial de este

país con China, también imprimió presión a la baja, sobre el precio del crudo.

Las materias primas a nivel internacional están dolarizadas, y la apreciación

de la divisa en el mundo encarece el precio relativo para el consumo en los

distintos países generando, sobre todo en los emergentes, una menor demanda de

crudo a nivel internacional.


Si bien

se supone que mañana se deberían tomar las negociaciones bilaterales entre las

principales potencias del mundo, lo cierto es que la Administración de Donald

Trump se despachó con una nueva imposición de aranceles a productos chinos y

los asiáticos dieron a conocer un listado de nuevas tasas a importaciones

norteamericanas, haciendo ceder parte del optimismo que había ganado el mercado

la semana pasada.


Paradoja


El

judicializado DNU 566/2019 fijó el precio del crudo para la venta en el mercado

interno a US$ 59 el barril. Este valor fue ratificado este lunes por otro DNU,

el 601/2019 que modifica los alcances del primero pero mantiene el precio del

crudo en dólares.


Desde el

viernes, a nivel internacional, el precio del crudo está por debajo del precio

interno. El lunes cerró a US$ 58,61 y ayer orillaba los US$ 58,30, lo que, en

cierta forma, mejora la situación de las productoras, morigerando la pérdida

por el congelamiento cambiario. Y en paralelo, también recorta la pérdida de

las provincias, ya que las regalías también se liquidan en función del valor

congelado, hoy más alto que el internacional.


Si bien,

por ahora, esto es circunstancial, esta semana sería clave para saber si el

crudo de referencia volverá a estar promediando los US$ 60 o si, por el

contrario, la baja se profundizará. Un primer escollo a sortear es el informe

de inventario que Estados Unidos dará a conocer hoy y el siguiente los

resultados, si se concreta, del encuentro bilateral de mañana entre ese país y

China.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias