Política y Economía

El sector comercial pidió "abaratar las tarifas para pasajeros nacionales"

Por La Opinión Austral


En medio de la declaración de la Emergencia Aerocomercial ante la reducción de vuelos de Aerolíneas Argentinas, desde la cámara que nuclea a comerciantes y empresarios hoteleros, gastronómicos y de turismo elaboraron un informe en el que destacaron la importancia de sostener la conectividad, al menos en un 50 por ciento, entre los meses de abril a septiembre. Reclamaron "el acompañamiento de una oferta de asientos aéreos, con tarifas competitivas".

"El Calafate es una ciudad que se ha desarrollado de la mano del turismo a partir de la puesta en funcionamiento de su aeropuerto y se ha transformado en referente en la operatividad aérea en la Patagonia Sur y hoy, con estas medidas, lo que están haciendo es restringir la llegada de turistas", había asegurado el concejal de El Calafate Leonardo Mardones, encargado de impulsar el proyecto que declaró la Emergencia Aerocomercial aprobado el jueves pasado por unanimidad en el Concejo Deliberante de la villa turística.

En consonancia con esas declaraciones, la cámara que nuclea a comerciantes y empresarios hoteleros, gastronómicos y de turismo redactó un informe en el que subrayó que "luego de la inauguración del aeropuerto en 2001, la situación de la inestabilidad laboral se fue revirtiendo con el tiempo, hubo un período de fuerte inversión inmobiliaria, especialmente en camas hoteleras.

Actualmente Calafate cuenta con 7.800 camas aproximadamente. Gran parte de la población, que vive directa o indirectamente del turismo, comenzó a establecerse en el destino, satisfaciendo su necesidad de un empleo durante todo el año", destaca el texto.

Sin embargo, el panorama de los últimos dos años ha echado casi por tierra el trabajo que el sector viene realizando para que la localidad se convierta en "sostenible" durante todo el año. "El número de pasajeros fue decreciendo, agravado por una oferta descontrolada de varios de los servicios y el encarecimiento de los costos fijos, ponen a nuestras empresas en una situación difícil de sobrellevar", sostuvieron desde el empresariado local.

Políticas que aplastan políticas

Según señalan en el texto, "para lograr esta sostenibilidad, nuestra meta es aumentar año a año la cantidad de visitantes entre los meses de abril a septiembre, para lograr un mínimo de 50 por ciento de ocupación mes".

Sin embargo, las decisiones de Aerolíneas Argentinas han ido en detrimento de esas necesidades. La considerable reducción de vuelos que aplica la empresa en ciudades como El Calafate (e incluso en Río Gallegos) se ha coronado este año con la quita durante mayo y junio de un vuelo histórico como es el que conecta a la villa turística con Ushuaia. Es que si bien son meses en los que merma considerablemente la cantidad de visitantes (20 por ciento la intención del sector desde hace algún tiempo ha sido fomentar políticas que pugnen por mejorar la oferta en esa época del año.

Para convalidar la política de ajuste aplicada desde la aerolínea de bandera, la cámara que nuclea al sector comercial de esa localidad evidenció en su análisis que "en 2017 hubo una disminución del 8 por ciento respecto a 2016, mientras que en ese último año la cantidad de vuelos mermó un 9 por ciento respecto a 2015".

"Pero si analizamos específicamente el período mayo-agosto, hubo una disminución del 29 por ciento en 2017 respecto a 2016, y del 21 por ciento en 2016 comparándolo con el año anterior", detalla el texto y especifica que si se evalúa "el número de vuelos en cada mes de la temporada baja, se aprecia que la mayor baja se vio en julio con un 38 por ciento menos y luego en agosto con un 33 por ciento menos respecto al año anterior".

Para ir en consonancia

"El Calafate es extremadamente dependiente del transporte aéreo, especialmente desde abril a septiembre por razones climáticas que complican el acceso terrestre.

En estos meses es mayor el porcentaje de turistas argentinos que extranjeros", argumentaron los comerciantes y empresarios ante la baja de vuelos durante mayo y junio (algo que dio origen a la Emergencia Aerocomercial y reclamaron "el acompañamiento de una oferta de asientos aéreos, con tarifas competitivas, para estimular la demanda y aumentar la cantidad de visitantes en estos meses críticos".

Por consiguiente, plantearon la necesidad de "abaratar las tarifas para los Pasajeros Nacionales, para incentivar el turismo nacional", y resaltaron la importancia de que, "a medida que los vuelos ofertados se completen, incorporar más frecuencias, que posibiliten, al menos, la mínima ocupación para un destino sostenible"

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias