Política y Economía

Silva: "estamos a la espera de que Carrefour demuestre su situación"

Por La Opinión Austral


La firma francesa tiene dos sucursales en Santa Cruz, ambas en Río Gallegos, y emplea a unas 100 personas, y a nivel país hay preocupación porque anunció la intención de reducir personal. El secretario general del Sindicato de Comercio consideró que "no afectará a nuestra ciudad, lo que he conversado con gente de Federación es que aparentemente apuntarán a los mercados de Buenos de Aires, poseen alrededor de 300", expresó.

La cadena de supermercados Carrefour presentó este jueves un procedimiento preventivo de crisis (PPCE) ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, mecanismo previsto en la Ley de Contrato de Trabajo que debe tramitarse de manera previa a la comunicación de despidos o suspensiones de personal.

La empresa aseguró, a través de un comunicado de prensa, que "está atravesando una situación económica compleja tras tres años de pérdidas", y que "la apertura de este diálogo, junto al Sindicato de Empleados de Comercio y el Gobierno, le permitirá plantear un plan para reimpulsar su crecimiento".

Frente a este escenario, el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) de Río Gallegos, Claudio Silva, señaló a LU12 Radio Río Gallegos que se trata de un tema que se "hablaba desde hace tiempo, pero desde Federación estamos avocados a que la empresa demuestre que lo que dice sea así", por lo que se le ha solicitado que presente ante el Ministerio de Trabajo de la Nación que "haga los controles pertinentes".

Seguidamente, precisó que Carrefour tiene dos sucursales en Santa Cruz, ambas en Río Gallegos, y emplean a unas 100 personas. "En lo personal considero que no afectará a nuestra ciudad, lo que he conversado con gente de Federación es que aparentemente apuntarán a los mercados de Buenos de Aires, poseen alrededor de 300", expresó.

En tanto, sostuvo que "el aumento del gas, servicios, alquileres es una realidad que afecta a todas las empresas y fábricas. Los gastos se disparan y el consumo ha caído marcadamente en todo el país, por lo que alguna medida seguramente van a tomar", indicó a la emisora.

Historial

La decisión de presentar el plan preventivo de crisis se produce luego de que en los últimos días de marzo un grupo de trabajadores inició un reclamo en sus puestos de trabajo en respuesta a versiones que daban cuenta que la cadena francesa planeaba despedir personal y cerrar locales de venta en varios puntos del país.

Previamente, a mediados de enero se anunció el alejamiento de Daniel Fernández como CEO de la compañía, tras estar durante 12 años en el cargo.

En su reemplazo, arribó al país el francés Rami Baitieh, quien desde 2016 se encontraba al frente de Carrefour Taiwán.

El cambio obedeció a la pérdida de mercado que registró la cadena en los últimos años. Esta caída en el nivel de consumo se mantiene en los primeros meses de 2018, ya que en enero las ventas de los supermercados reflejaron un retroceso de 3,7% respecto a igual mes de 2017.

En base a lo que estipulan las normas, el procedimiento preventivo de crisis deberá tramitarse con carácter previo a la comunicación de despidos o suspensiones por razones de fuerza mayor, causas económicas o tecnológicas.

El PPCE está previsto para los casos en los que el empleador planee afectar a más del 15% de los trabajadores en empresas de menos de 400 empleados; a más del 10% en empresas de entre 400 y 1.000 trabajadores, y a más del 5% del personal en compañías de más de 1.000 trabajadores.

En base a datos del mercado, Carrefour cuenta en la actualidad con un total de 500 sucursales en la Argentina y alrededor de 20.000 empleados.

Fuentes del sector laboral detallaron a Télam que una vez presentado el PPCE, el Ministerio de Trabajo deberá convocar formalmente al gremio -en este caso a la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys)-, con lo que se abrirá un marco de negociación que puede extenderse por espacio de quince días, en los que la empresa en cuestión no podrá concretar despidos o suspensiones y el sindicato debería abstenerse de llevar adelante medidas de fuerza.

En base a lo que disponen las normas, en la presentación del PPCE, se debe argumentar los motivos que la llevan a tomar esta decisión, con los elementos económico financieros probatorios tendientes a acreditar la situación de crisis, junto con la presentación de estados contables de los últimos tres años.

Además, se deben indicar las medidas que se propone adoptar como suspensiones sin goce de sueldo o despidos, debido a que se prevén otras alternativas como suspensiones con pago de sumas de dinero que no tienen tratamiento salarial y la duración de las medidas

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias