Política y Economía

Zeidán: la Intersindical no quiere una solución

Por La Opinión Austral


Para el interventor de YCRT, Omar Zeidán, es "inentendible" la actitud que adoptaron los sindicatos en el Ministerio de Trabajo, cuando este viernes, luego de escuchar la comunicación de la autoridad laboral sobre la aplicación del Procedimiento Preventivo de Crisis, decidieron retirarse de la mesa de diálogo, "adoptando un comportamiento improcedente para la representación que dicen ejercer, más aún, cuando son ellos quienes deben velar por los trabajadores y tomar decisiones que no lesionen su futuro", lanzó el funcionario nacional.

Denunció que ayer, "los propios gremios no dejaron ingresar a 80 trabajadores de Punta Loyola, los cuales habían sido desafectados de sus labores y regresaron en el marco de las condiciones establecidas en el PPC y el cumplimiento de esta Intervención a la orden impartida por el Ministerio de Trabajo".

Recordaron que la empresa dispuso, en la reunión del viernes pasado en el Ministerio de Trabajo, la reincorporación de todo el personal desvinculado desde el 22/1/2018 en adelante, con liquidación final sin incluir los casos de retiro voluntario, desde la cero hora del sábado 12 de mayo. Ayer, lunes 14, como la Intersindical el viernes se retiró del Ministerio de Trabajo sin notificarse y a pedido de los mismos representantes, la Empresa emitió una disposición reproduciendo todo lo expresado en aquella reunión, en cuanto a que deben reincorporarse a sus labores. A pesar de todo, "ha sido la propia intersindical quien actuó precipitadamente y reiteró el sostenimiento del conflicto, ante lo cual la Intervención, una vez más, espera pacientemente que la dirigencia recapacite y mañana el personal pueda volver a restituirse a sus tareas, con las reincorporaciones incluidas, tal como fue la manda de la autoridad competente", indicó la Intervención.

Omar Zeidán precisó su percepción de que "después de ver lo que hicieron los gremios el viernes en la reunión y hoy en Punta Loyola, hay que preguntarse si en realidad los dirigentes gremiales quieren trabajar o pretenden llevarnos a una espiral de conflicto permanente, donde cada acercamiento, cada acuerdo y cada oportunidad abierta en beneficio de los trabajadores y la empresa, va a ser pisoteada, ninguneada y finalmente desechada por ellos, un modo bastante infame de obligarnos a volver siempre al punto de partida y no avanzar en ninguna dirección".

"Yo quiero decirle a la comunidad y a los trabajadores ?concluyó Zeidán? que vamos por el camino correcto, si hacemos en conjunto lo que se debe hacer; si nos ajustamos a un presupuesto acorde con salarios comparables y eso se traduce, claramente, en protección inmediata y permanente de todos los mineros, como así también de aquellos que se sumen a la actividad productiva de sacar carbón y generar energía a través de la puesta en funcionamiento del primer módulo de la usina de 240 MW".

"No podemos hacerlo solos, no queremos dejar a nadie en este camino trazado hacia un futuro promisorio como el pensado para nuestra empresa estatal; por eso necesitamos de todos y hoy estamos prisioneros de unos pocos, quienes alimentan la hoguera del caos para detener el tren de la historia y hacernos perder la esperanza de seguir luchando. No podrán conseguirlo tan fácilmente. Esta Intervención llegó para cambiar las cosas y ese cambio es tan claro e indetenible, que esta crisis es sólo una demora más en la línea de tiempo, pero al final habrá una recompensa superior que nos hará olvidar a quienes hoy demoran la llegada de ese futuro", terminó diciendo Zeidán

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias