RÍO GALLEGOS PLANIFICA UNA NUEVA LICITACIÓN

Transporte: Municipio y Maxia acordaron finalizar el contrato

Este lunes se inició un camino que durará aproximadamente cinco meses y que permitirá la partida de Maxia SRL de Río Gallegos, a poco más de un año de su desembarco. El Municipio anunció que por orden judicial se debe garantizar el servicio.

Por La Opinión Austral


El secretario de Legal y Técnica de la Municipalidad de Río Gallegos, Dr. Jorge Cabezas, adelantó a La Opinión Australque a partir de este lunes comenzó el trabajo “administrativo” y “económico” para el retiro de Maxia SRL de Río Gallegos.

En tanto, este mismo lunes a las 11 de la mañana regresó la prestación del servicio con cinco unidades, a pesar que estaba pautado para el pasado sábado. La Comuna había depositado una suma superior a los $ 5 millones para destrabar -momentáneamente- el conflicto que mantuvo 17 días sin servicio a los usuarios.

Ante la nueva “irregularidad”, la gestión de Grasso dio aviso al juez Marcelo Bersanelli -quien atiende una medida cautelar- y este ordenó el regreso inmediato de las unidades.

 

 La tapa de La Opinión Austral del 18 de mayo que adelantó el encuentro.
La tapa de La Opinión Austral del 18 de mayo que adelantó el encuentro.

 

Asimismo, Jorge Cabezas aseguró que el encuentro del lunes fue recomendado por la Justicia. “Teníamos que avanzar hacia la desvinculación o arreglar las diferencias”. Así es que en común acuerdo “definieron avanzar en la rescisión del contrato”.

Ante el impacto que genera en la opinión pública, el gabinete de Pablo Grasso buscó llevar tranquilidad señalando que la salida de Maxia SRL no será intempestiva, pues queda por delante un doble trabajo a realizar.

Por un lado, las partes deben iniciar el camino administrativo para que la desvinculación se concrete cuando estén dadas las condiciones, entre ellas, un llamado a licitación.

 

La Federación del Transporte marcó su preocupación por las compensaciones

 

Por otro, antes de rescindir el contrato las cuentas deben quedar en claro. Se trata de una ardua discusión que hasta aquí trajeron de manera pública la concesionaria y el concedente del servicio. Este tenso debate llevaría aproximadamente unos cinco meses.

Desde que asumió en la intendencia Pablo Grasso, este medio ya había alertado que la estructura de costo del transporte de pasajeros local era uno de los puntos de difícil equilibrio. El Municipio asegura que no abonará los más de $ 12 millones que reclama la empresa, sosteniendo que se trata de un contrato “leonino”.

 

 El jueves 16 de enero, La Opinión Austral mostraba el conflicto del transporte.
El jueves 16 de enero, La Opinión Austral mostraba el conflicto del transporte.

Finanzas

El lunes Cabezas aseguró a La Opinión Austral que el Municipio es acreedor de Maxia, es decir, que la compañía le adeudaría dinero del erario público. Sin embargo, el gerente de la empresa, Mario García, expresó todo lo contrario en más de una oportunidad. Es más, este lunes solicitó el pago de unos $ 27 millones por los servicios prestados hasta aquí.

 

 El Dr. Jorge Cabezas. FOTO: ARCHIVO
El Dr. Jorge Cabezas. FOTO: ARCHIVO

 

En esta sintonía, el funcionario detalló que el contrato obligó al Municipio a adelantar $ 21 millones que serían devueltos en un plazo de 15 meses y luego se depositaron otros $ 6 millones a ser restituidos en 12 meses para comprar los colectivos. “El acuerdo ratificó que sea devuelta la suma otorgada a valor del combustible”, entonces la deuda actualizada hoy sería de “$ 36 millones aproximadamente”.

Servicio en la pandemia: el miércoles habrá una nueva audiencia entre Maxia y el Municipio

 

Así dadas las cosas, este miércoles habrá una nueva reunión. En ese espacio la empresa caletense deberá informar cuánto dinero necesita para trabajar en este cronograma de emergencia. “Nosotros diremos si estamos de acuerdo o no y luego será homologado ante la Justicia”.

Desde el Municipio recordaron que la orden que dio el Juez Bersanelli es que se respete la prestación, es decir, que haya servicio hasta que se haga efectiva la salida de la empresa. En cuanto a los trabajadores, aseguraron que deberán tener continuidad laboral.

Además, el secretario de Legal y Técnica recordó a La Opinión Austral que en marzo pasado, cuando la gerencia de la empresa anunció que quería irse, el intendente Pablo Grasso ordenó que se abriera un registro de prestatarios para hacer frente a la emergencia.

Quienes se inscribieron son pymes que se dedican al transporte, las trafics escolares, entre otros particulares. “Con empresas conversamos con el concesionario del servicio en Río Grande, pero luego llegó la pandemia y todo se frenó”.

Subsidios

Pero a todo esto se suma un obstáculo más que fue alertado por la FATAP (Federación Argentina de Transporte Automotor de Pasajeros): “El Gobierno dejó sin asistencia económica para atender los costos básicos del transporte público del interior, por lo cual muchos salarios no se pagarán”. Frente a ello, la Comuna local tiene previsto abrir el diálogo con Nación y Provincia para obtener certezas

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias