CONTAMINACIÓN

Sangre en la ría: "No entendemos porqué se sigue vertiendo líquido del frigorífico"

El presidente del club náutico CEMA, Eduardo Prado, manifestó a La Opinión Austral que "la problemática existe desde siempre" y que no tienen más herramientas que "la exposición pública".

Por La Opinión Austral


Una foto de efluentes generados en frigoríficos vertiéndose en la ría se viralizó durante la semana pasada, colocando nuevamente en foco una problemática ambiental que parecía haber sido resuelta.

El autor de la imagen fue el instructor de kayak, Hipólito Alonso, quien en diálogo con el móvil de LU12 AM680 Río Gallegos, indicó que la situación "es bastante recurrente, nunca para" y apuntó que "el olor es bastante fuerte, depende hacia donde vaya el viento, se siente más".

Expresó también su preocupación por los chicos que en días calurosos se meten al agua para bañarse y la presencia de pescadores durante todo el año. "Es un foco de contaminación", marcó Alonso.

Días después, los rastros de la sangre de la faena aún se podían vislumbrar en el agua.

 FOTO: LEANDRO FRANCO/LA OPINIÓN AUSTRAL
FOTO: LEANDRO FRANCO/LA OPINIÓN AUSTRAL

"No se puede respirar alrededor de los frigoríficos""horribles los olores" y "ojalá hagan algo, hace muchos años que tenemos que aguantar ese olor asqueroso", fueron algunos de los comentarios de lectores y lectoras de La Opinión Austral que vivencian la situación.

Hace dos años, un video que exponía la misma escena de contaminación se viralizó e indignó a los vecinos.

Ahora, Eduardo Prado, quien integra el club CEMA desde su fundación y actualmente lo preside, recordó con La Opinión Austral que "la problemática existe desde siempre".

En este contexto, sostuvo: "No entendemos bien, porque corriendo los años que corren se sigue vertiendo líquido sin procesar o procesado, incluso no deberían verter ningún líquido del frigorífico al estuario, sino que tendría que ser tratado y redirigido a la red cloacal".

También ejemplificó que "hay frigoríficos que no están sobre la costa como Estancias de la Patagonia y tienen un tratamiento para sus residuos orgánicos que teóricamente no son contaminantes o al menos nosotros no los sabemos. No entendemos porqué los residuos de los frigorificos Montecarlo, Siracusa y Faimali están cayendo sobre la ría".

Desde el club, que actualmente brinda cursos de kayak y navegación marítima, Prado sostuvo: "Por supuesto que nos afecta porque la práctica de la náutica es interactiva con el agua, no hay forma que no tomemos contacto con el agua. La gente que asiste, cuando el tiempo lo permite, a hacer cualquier tipo de actividad al aire libre tiene los mismos inconvenientes, ni hablar de la gente de barrios linderos como el Náutico u otros, no solo por los efluentes, sino también con los olores fétidos que largan los digestores, la faena".

"No tenemos muchas más herramientas que la exposición pública de esto que está pasando. Es una problemática que el Municipio o alguna asociación ambientalista tendría que ver si está dentro de los estándares requeridos y sin cometer ninguna infracción", manifestó.

Cerrando, aseguró que desde el CEMA "apoyaríamos cualquier actividad en pos del cuidado del medio ambiente".

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias