LO RESCATÓ DE LA MUERTE

Milagro: vecino salvó a un abuelo de morir intoxicado con monóxido de carbono

Un hecho pudo terminar en tragedia en el barrio Gregores de Río Gallegos. El superintendente de Bomberos, Martín Aguirre, dio información útil para evitar estos problemas.

Por La Opinión Austral


Cerca de las 18 horas del día miércoles, un vecino de la calle Reconquista al 300 de la ciudad de Río Gallegos entró a la casa de un hombre de 71 años y lo encontró desmayado, aparentemente por haber estado expuesto al monóxido de carbono por un tiempo dentro de su vivienda.

El momento en que entró esta persona fue decisivo para que el abuelo hoy esté vivo y recuperándose tras la inhalación de esta toxina. Martín Aguirre, superintendente de Bomberos, detalló en diálogo con LU12 AM680 que el hombre mayor ahora está internado en el hospital, donde sigue en observación.

Luego de que el vecino encontrara al abuelo, arribó la dotación de Bomberos acompañado por personal del área de Investigación de la Policía, quienes realizaron diligencias de rigor en el lugar. Posteriormente también llegó Camuzzi, que preventivamente retiró el medidor de gas.

Según indicó Aguirre, personal sigue trabajando para determinar de dónde proviene la fuga, y el informe se enviará a la Justicia y al Ente Nacional Regulador del Gas.

Cuánto tiempo puede pasar para que el monóxido provoque la muerte de una persona

Aguirre detalló que esto está relacionado "con el tiempo de exposición y la cantidad de partes por millón de monóxido de carbono que haya en ese ambiente". "Si la fuga de ese aparato es importante, pueden ser segundos", por lo que "esa persona que entró y lo vio también pudo haber sido afectada y haberse desmayado en el lugar", remarcó.

Explicó además que el monóxido de carbono es "básicamente es un veneno que ingresa al organismo por las vías respiratorias, se asocia a la sangre a través de la hemoglobina y comienza a recorrer en el torrente sanguíneo la sangre envenenada".

Eso misma "genera una sustancia que se llama carboxihemoglobina y llega al sistema nervioso central donde comienzan a aparecer los síntomas", como el dolor de cabeza, irritabilidad, y si la pérdida es mayor, automáticamente se puede producir el desmayo, la rigidez muscular o la muerte por ataque cardiorrespiratorio.

 El superintendente de Bomberos, Martín Aguirre. FOTO: JOSÉ SILVA/LA OPINIÓN AUSTRAL
El superintendente de Bomberos, Martín Aguirre. FOTO: JOSÉ SILVA/LA OPINIÓN AUSTRAL

"Si la pérdida no es tan grande, es acumulativo, entonces empieza los primeros síntomas y la persona piensa que se está enfermando o engripando", indicó Aguirre. "Comienza a tomar paracetamol y eso puede ocultar los síntomas y seguirse intoxicando si no detecta el problema y puede devenir en la muerte".

Cómo detectar pérdida de monóxido de carbono

La forma de detectarlo puede ser a través del color de las paredes: "Si pasas el dedo por la pared y sale negro es porque hay una desconexión del caño, y posiblemente haya monóxido de carbono", indicó el Superintendente.

Además otra forma es detectando si el color de la llama es amarillo o naranja, lo que "significa que está combustionando mal".

Ante esto, es de suma importancia verificar si los artefactos de calefacción están funcionando correctamente, cada 6 meses en lo posible, por un gasista matriculado

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias