PESE A LA PANDEMIA

Bareta: "El desafío en 2021 es lograr la paz social y generar más empleo"

Para el presidente de la Cámara Minera de Santa Cruz, Nicolás Bareta, este año se agrega al escenario desafiante planteado por la pandemia una "mayor tensión sindical". "Debemos seguir fomentando el diálogo entre todos", propone.

Por Sabrina Pont


Cuando asumió como titular de la Cámara que nuclea a las empresas mineras que operan en Santa Cruz en el inicio del año 2020, Nicolás Bareta no imaginaba los inéditos desafíos que se plantearían para la actividad con la llegada del Covid-19.

"2020 no se va a olvidar sin dudas, pero lo que más debemos recordar son los esfuerzos que se hicieron. Desde CAMICRUZ, nos esforzamos para poder seguir con las iniciativas de la provincia y los protocolos sanitarios a rajatabla", remarca el titular de la entidad empresaria en diálogo con Santa Cruz Produce.

Y en ese contexto, afirma: "Tenemos que seguir, en ningún momento pienso que este año va a ser más fácil que el anterior. Los desafíos se van sumando, y tenemos que mantenernos en el negocio como podamos y, al mismo tiempo, trabajar para recuperar los niveles de producción. Pero somos conscientes de que el Covid-19 no terminó, que pueden venir nuevas olas mientras se trabaja en la campaña de vacunación".

Según el ejecutivo minero, quien además preside la minera que opera la mina Cerro Moro en la provincia, este año se agrega al escenario desafiante planteado por la pandemia una "mayor tensión", desde el ámbito sindical, con respecto al 2020, aunque no con el gremio que representa a los trabajadores mineros.

 

 

Empleabilidad

"A veces los problemas no son estrictamente de la minería, pero afectan la cadena de valor. Hay mayores tensiones con los camioneros, con el gremio de los trabajadores de seguridad, también con el de la construcción", indica el directivo.

"El desafío que se suma en 2021 es ese, tenemos que lograr la paz social entre todos los actores para que realmente podamos generar más empleo y volver a los niveles de producción que teníamos de manera sustentable. Para eso, debemos seguir fomentando el diálogo entre todos", propone.

En este sentido, Bareta señala que las prioridades de CAMICRUZ no han cambiado con el Covid-19, sino que se han reforzado y también, sumado otras. Los tres ejes de trabajo que se plantearon en el comienzo de su gestión fueron recuperar la empleabilidad local, sumar más capacitaciones a los programas que ya existen y mejorar los niveles de compra local de bienes y servicios en Santa Cruz.

"La minería es parte de un gran complejo que exporta y ayuda a generar más riqueza, pero tenemos que ayudarlo a que retorne a su nivel normal. Los contratistas y subcontratistas de la minería sufren los efectos de que se han parado obras por las restricciones impuestas por el Covid-19. Todo esto genera tensiones, se demandan puestos de trabajo y mayor empleabilidad, pero la minería no es la única que tiene que generar empleo para cubrir todas esas expectativas", considera Bareta.

 

Pandemia

CAMICRUZ por estos días trabaja con las autoridades de la provincia en la actualización de los protocolos de prevención y cuidado en el contexto pandémico. A decir de su titular, la estadística ha demostrado que la minería, en conjunto con el gremio y la autoridad provincial, ha podido controlar los contagios en períodos de alta circulación del virus.

No obstante, en algunos proyectos mineros se optó por detener o suspender muchas obras que no eran imprescindibles para la producción -construcciones, ampliaciones, exploración-, porque no se podía utilizar toda la capacidad de los campamentos por las restricciones sanitarias, y eso provocó bajas en la facturación de muchas empresas proveedoras de bienes y servicios y una caída muy abrupta de sus negocios.

"Hay sectores que la pasaron y la siguen pasando muy mal y no se recuperan. Si nosotros nos resentimos por fuerza mayor, lógicamente nuestro nivel de demanda también bajó", resume Bareta. "Tenemos que lograr que todos los sectores productivos de la provincia vuelvan a sus niveles normales de actividad. Lo bueno es que se ha logrado trabajar en interacción con las autoridades de la provincia y de los gremios", apunta.

 

 

Además de las restricciones para producir, Bareta subraya que el sector debió adecuarse y asumir un volumen mayor de costos fijos, que en parte se compensaron con el aumento de los precios de los metales -aunque no pudo significar un efecto de shock económico en las operaciones-.

"Para transportar el personal, por ejemplo, con las medidas de distanciamiento se necesita el doble de los vehículos que se utilizaban normalmente. Nadie discute las medidas, porque de hecho son las que nos han permitido seguir adelante, pero obviamente generan mayores costos comparado con una temporada de labor regular", explica.

En este contexto, el representante de las empresas mineras santacruceñas destaca que, a pesar de la baja en los niveles productivos, se han aumentado los puestos de trabajo en la provincia: "Se han firmado convenios para poder reemplazar al personal esencial que no podía viajar o ingresar a los campamentos por provenir de zonas rojas, y se ha reemplazado con personal local".

En esa línea, Bareta también apunta que los trabajadores mineros "han tenido una recuperación en los salarios, incluso por encima de los niveles de inflación, como lo comunicó el gremio. Se reconoce el esfuerzo y los primeros que se esforzaron fueron los trabajadores", afirma

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias