Sociedad

Cientos de personas adhirieron a los reclamos del Ni Una Menos

Por La Opinión Austral


A tres años de la primera marcha del Ni Una Menos, cerca de 300 personas se movilizaron adhiriendo a los pedidos del colectivo en contra de la violencia de género y a favor de la despenalización del aborto. La Mesa de Mujeres elaboró un documento en el que se cargó contra las autoridades provinciales por la falta de resguardo y contención.

En sintonía con lo ocurrido en distintos puntos del país, cientos de personas se movilizaron ayer en Río Gallegos para nuevamente decir basta a los femicidios y a la violencia contra las mujeres. En esta ocasión, como parte de la cuarta marcha del colectivo Ni Una Menos, uno de los reclamos y pedidos centrales fue el aborto legal, seguro y gratuito.

La convocatoria realizada por la Mesa de Mujeres fue a las 18 horas. A partir de allí, comunidad en general y diversas agrupaciones sociales fueron acercándose al mástil de avenida Pte. Néstor Kirchner y San Martín. Cerca de las 19, unas 300 personas movilizaron hasta Casa de Gobierno en donde se leyó un documento único por un nuevo aniversario del grito colectivo.

En Río Gallegos los ejes centrales de la movilización establecidos fueron el aborto legal, seguro y gratuito; la crítica a las instituciones judiciales por el desamparo hacia las mujeres "que hacen denuncias todos los días y las causas se archivan", y en contra al "acuerdo" que el presidente Mauricio Macri negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Desde el núcleo de la Mesa de Mujeres, colectivo que integra organizaciones sociales y gremiales, sus principales referentes ratificaron los reclamos por los que se inició el grito Ni Una Menos, en contra de toda la violencia que sufren las mujeres.

Asimismo, dado que el próximo 13 de junio se tratará finalmente el proyecto de ley para despenalizar el aborto en la Cámara de Diputados de la Nación, se puso como principal bandera este pedido, tal como aconteció en toda la república.

De las cientos de personas que movilizaron, gran parte de ellas se mostraron con pañuelos verdes, color que simboliza el apoyo a la despenalización, aunque también hubo otras que entendieron que este reclamo en el marco del Ni Una Menos "es una contradicción".

A tres años de la primera marcha del movimiento, el colectivo de mujeres analizó como muy positivo el avance alcanzado en este tiempo con respecto a las movilizaciones, así como también como se ha instalado el debate y los reclamos feministas en todo el país y Latinoamérica.

El documento único leído en las afueras de Casa de Gobierno -al que tuvo acceso La Opinión Austral- además de revalidar los ejes fundamentales del colectivo, cargó duramente contra las autoridades provinciales y judiciales de la provincia de Santa Cruz, apuntando que no se brinda el resguardo ni el cuidado necesario a las mujeres.

"En Santa Cruz las mujeres que denuncian violencia, son nuevamente violentadas cuando tienen que denunciar a los golpeadores, obligadas a peregrinar todos los días por cada Juzgado o Comisaría para ser escuchadas en un grito de ayuda para tener la contención y una respuesta urgente ante el miedo de que al día siguiente sean una más", rezó el escrito.

"No han sido escuchadas", se agrega, poniendo nombres propios a la demanda por "inacción estatal": "los principales responsables de dar una respuesta son la gobernadora Alicia Kirchner, Lorena Beltrán (subsecretaria de la Mujer) y las juezas penales Quintana, López Lestón y Suárez, y los fiscales de turno ante quienes nos hemos presentado".

En cuanto al aborto, el escrito deja en claro la postura, argumentando que "en Argentina se realizan aproximadamente 500 mil abortos al año", y que "esta práctica es la primera causa de muerte de mujeres gestantes".

El final del documento ratifica una vez más el sostenimiento de la lucha contra "la violencia machista, femicidios y la falta de políticas que resguarden a la mujer víctima", así como también "levantando la voz por educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal y gratuito para no morir".

Tras su lectura, hubo una pieza teatral y la presentación de la murga Contra el Viento, y luego se abrió el micrófono a distintos oradores. Posteriormente, se marchó hacia la zona céntrica donde se desconcentró, pasadas las 20 horas

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias