Sociedad

El cielo rojo fue furor en las redes sociales

Por La Opinión Austral


Río Gallegos vistió su cielo de color rojo y vecinos y vecinas compartieron sus imágenes en las redes sociales, pero ¿qué dice la ciencia acerca de por qué el cielo se ve de ese color?


Antes, en la época precientífica, la presencia del rojo en el cielo no anunciaba nada bueno. Una superstición que quedó muy bien reflejada en el largometraje El Señor de los Anillos cuando Légolas dijo aquello de "el sol se alza rojo. Se ha vertido sangre de noche".


Pero en la actualidad, y gracias a la ciencia, sabemos que ese bello espectáculo solo anuncia unas determinadas condiciones atmosféricas.


<figcaption> FOTOS: JOSÉ SILVA</figcaption></figure>
FOTOS: JOSÉ SILVA


Los colores del cielo son el resultado de una mezcla entre la composición de la luz, la atmósfera y nuestra fisiología.


Desde Isaac Newton es conocido que la luz es blanca y está formada por los colores del arco iris.


Cuando tiene que atravesar la atmósfera interacciona con las partículas, se descompone y los colores se desperdigan en todas las direcciones.


El azul se dispersa más que el resto dando al cielo un tono azul violeta. De hecho deberíamos verlo también violeta pero los conos, unas células fotosensibles que hay en la retina, son sensibles al azul y eliminan el violeta.


A este fenómeno se lo denomina dispersión de Rayleigh ?en honor del británico Lord Rayleigh, premio Nobel de Física, quien fue el primero en explicar este fenómeno, en 1871.


Ahora bien, cuando el sol se encuentra sobre el horizonte la cantidad de atmósfera es mayor, y mayor por tanto es la dispersión que sufre el color azul.


<figcaption>FOTO: EUGENIA RODRÍGUEZ</figcaption></figure>
FOTO: EUGENIA RODRÍGUEZ


Como se dispersa en todas direcciones, eso implica que a nuestro ojo llegará menos cantidad de color azul que de rojo, porque este último se ve menos afectado. La consecuencia final es que acabamos viendo el cielo rojo.


Por eso cuanto más bajo esté el sol con respecto al horizonte, menos azules y más rojos teñirán los cielos, ya que más atmósfera tendrá que atravesar la luz blanca.


Cuando el sol se encuentra en el ocaso, sus rayos pasan por una cantidad de atmósfera terrestre diez veces superior a cuando se encuentra en el cénit.


Este efecto se intensifica si existen diminutas partículas de polvo en la atmósfera. Por eso cuando un volcán hace erupción se producen las escenas más espectaculares de cielos rojizos que se pueden contemplar.


Además, debemos diferenciar el cielo de las nubes, que también pueden adquirir esos tonos.


Las nubes rojas indican que hay humedad en la troposfera, la capa baja de la atmósfera y esto puede ser síntoma de que se aproxima una tormenta.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias