Sociedad

Piden 8 años de prisión para la conductora argentina que manejaba ebria y mató a una persona en Punta Arenas

Por La Opinión Austral


En manifiesto estado de ebriedad, sin respetar un Ceda el Paso, a exceso de velocidad y tampoco sin contar con una licencia de conducir, Mariela Edith de los Milagros Mañe protagonizó el 24 de noviembre una violenta colisión vehicular que acabó instantáneamente con la vida de Mario Carabali Valencia.

A las 10.30 de ayer se realizó en las instalaciones del Juzgado de Garantía de Punta Arenas la audiencia de preparación del juicio que deberá enfrentar Mariela Edith de los Milagros Mañe, ciudadana argentina, radicada en esta ciudad, quien el viernes 24 de noviembre de 2017 protagonizó un fatal accidente de tránsito en el sector sur que costó la vida a un conductor de nacionalidad colombiana.

El suceso ocurrió cuando la mujer se trasladaba de sur a norte por calle Manuel Rodríguez y al llegar a la intersección con la Avenida Pedro Aguirre Cerda, ésta no respetó una señal de Ceda el Paso, colisionando de frente a un móvil que circulaba rumbo al poniente, que era conducido por la víctima Mario Jhon Carabali Valencia, de 47 años y su acompañante Josué Valencia Peña, de 19 años, quien resultó con lesiones de carácter grave. Como consecuencia del accidente, el conductor sufrió un shock hipovolémico, ruptura de ventrículo derecho, estallido hepático, estallido esplénico, estallido renal izquierdo y traumatismo encéfalo craneano grave que le causaron la inmediata muerte.

Teniendo en cuenta distintos factores como el delito de manejo en estado de ebriedad causando la muerte de una de las víctimas, ocasionando lesiones graves en otro de los pasajeros, lesiones leves en otras dos participantes del accidente, el daño en los vehículos, y además que la imputada no poseía licencia de conducir e iba a exceso de velocidad, es que el fiscal Fernando Dobson le solicitó al magistrado Pablo Miño que se considere imponerle a la acusada una pena de ocho años de cárcel más una multa de 20 unidades tributarias mensuales, la inhabilidad perpetua para conducir vehículos motorizados y el comiso del móvil.

"Los medios de prueba serán principalmente la declaración de personas que fueron testigos presenciales del hecho, peritos de la Siat, las alcoholemias, los funcionarios de Carabineros que acogieron este procedimiento más las fotografías del accidente, son todas pruebas ilustrativas que a nuestro juicio van a formar convicción en el Tribunal", explicó el persecutor.

A la misma acusación adhirió la abogada querellante Natacha Oyarzún, coordinadora del Centro de Apoyo a Víctimas del Ministerio del Interior, quien comentó que desde el inicio de esta tragedia se ha estado ayudando a los familiares de ambas víctimas.

"En general los hechos de estas características, como lo es la conducción en estado de ebriedad con estos resultados, generan un efecto devastador en las familias porque es una muerte violenta, similar a otro delito con resultado de muerte, y hay una situación familiar que se ve completamente afectada con el fallecimiento y las lesiones que sufrió la otra persona, que también es familiar", afirmó.

Por último, el hermano del conductor fallecido, Diego Caravali, acudió a la audiencia efectuada ayer, manifestando que "para un hecho como el que ocurrió, uno nunca encuentra justa la pena porque a nosotros se nos fue un familiar, pero si eso es lo que dispone la justicia de este país, no hay nada que podamos hacer. Ha sido algo muy difícil de asimilar hasta el momento, pero lo único que esperamos es que se cumplan las leyes. A todos no cambió la vida desde ese instante hasta ahora".

La audiencia de juicio oral propiamente tal podría ser fijada para el próximo mes de julio.

La Prensa Austral

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias