Sociedad

Evalúan respuesta de vaquillonas y novillos alimentados con megafardos de alfalfa

Por La Opinión Austral


El grupo de Investigación en Producción Animal de la Estación Experimental Agropecuaria Santa Cruz evalúa los resultados productivos de un sistema de recría bovina en un mallín de la zona sur de la provincia suplementados con megafardos de alfalfa. El Ing. Agr. Rodrigo Gallardo, del grupo de Investigación, expresó que "los resultados preliminares del ensayo demuestran la importancia de la suplementación estratégica durante el invierno".

El grupo de Investigación en Producción Animal de la Estación Experimental Agropecuaria Santa Cruz evalúa los resultados productivos de un sistema de recría bovina con animales de un mallín de la zona sur de la provincia suplementados con megafardos de alfalfa.

El trabajo surgió por la necesidad de conocer el impacto de alternativas viables que permitan aumentar el tiempo de recría a campo utilizando la suplementación con fibra o con balanceados comerciales como estrategia para aumentar los pesos de faena. Estas actividades complementadas con diferentes manejos sanitarios adecuados permiten bajar las pérdidas por mortandad y por la disminución del tiempo de permanencia en el feedlot y, por lo tanto, la baja en el consumo de concentrados en el proceso de terminación.

La experiencia se desarrolló entre los meses de mayo y noviembre del 2017 en un mallín seco del Río Coyle, en la Estancia San Cristóbal (61 km al noroeste de Río Gallegos). Se trabajó con vaquillonas y novillos de la raza Hereford, que fueron suplementados con megafardos de alfalfa. Esta actividad se realizó con el objetivo de acompañar al productor, el cual quería evaluar a pequeña escala la importancia de suplementar los animales antes del ingreso al feedlot, sabiendo que el heno es la fuente de fibra clave para la producción ganadera, necesaria para un correcto funcionamiento ruminal. También se analizó y determinó la calidad de los megafardos y del pastizal, los cuales deben poseer calidad que no limite el consumo.

Los investigadores del INTA siguieron la evolución del peso vivo y la condición corporal de los bovinos suplementados y cuantificaron la producción de carne por hectárea. Estimaron el consumo de materia seca del megafardo y del pastizal natural y analizaron la eficiencia de conversión alimenticia. En una etapa posterior se realizará un análisis económico del sistema de recría propuesto y se obtendrán indicadores económicos.

Actualmente, el equipo de trabajo conformado por la Ing. Paola Vargas, Med. Vet. Guillermo Clifton, Ing. Agr. Rodrigo Gallardo e Ing. Miguel Andrade está trabajando en la redacción final del informe, y preparando una nueva temporada de mediciones.

El Ing. Agr. Rodrigo Gallardo, expresó que "los resultados preliminares del ensayo demuestran la importancia de la suplementación estratégica durante el invierno" y adelantó que "los resultados obtenidos se consideran muy interesantes desde el punto de vista productivo".

Gallardo comentó que "otro objetivo de importancia de la suplementación con megafardos es proveer al rumen una cierta cantidad de proteínas que el mallín no le suministra en esa época del año".

El trabajo continuó con el seguimiento de los animales, que ingresaron a un feedlot después del 30 de septiembre. Allí se registraron los pesos a la entrada y previo a la faena. Estas actividades se hicieron para determinar la eficiencia de conversión en el feedlot de un lote de animales que fueron recriados con una suplementación con megafardos.

Gallardo concluyó que la suplementación resultó positiva para el productor que "obtuvo animales más pesados, que no perdieron peso en invierno e ingresaron al feedlot listos para ser terminados". Además ?relató- también fue de utilidad para el feedlot porque "los bovinos ingresaron después del invierno"

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias