Sociedad

San Julián: El INTA y la UNPA realizan experiencias sobre nutrición animal

Por La Opinión Austral


Desde el mes de agosto de 2016 se llevan a cabo diversas actividades en conjunto que aportan al mejoramiento de la producción ovina en el área.

Aguilar, M., Alvarez, R., Ceccato, D. (*)

Andrade, L. (**)

El INTA AER San Julián y la UNPA - Unidad Académica San Julián (UASJ) realizan experiencias de alimentación a corral de corderos en establecimientos del Departamento Magallanes, con la finalidad de cubrir los requerimientos nutricionales asegurando un estado de carnicería de los mismos. Los responsables de la actividad destacaron que "la alimentación a corral permitió reducir las pérdidas pos destete, mejorando el peso vivo y la condición corporal de los corderos".

Mencionaron que "Esta práctica posibilitó que en menos de 60 días los corderos mejoraran su condición, alcanzaran estado de faena y se disminuyeran las pérdidas pos destete, generando un aumento de los ingresos del establecimiento". Esto quedó reflejado en las consideraciones finales del informe de una de las experiencias, publicado en inta.gob.ar/santacruz.

Los principales objetivos de las actividades impulsadas por el INTA y la UNPA son generar información técnica en nutrición ovina aplicable a los sistemas de producción y la paulatina incorporación de este tipo de tecnología en los establecimientos ganaderos del área, fortaleciendo a su vez la relación entre productores e instituciones vinculadas al sector rural.

En esta etapa se estabularon corderos en dos establecimientos del Departamento Magallanes, entre el 7 de marzo y el 4 de junio de 2018, utilizando152 corderos Merino (machos y hembras de 4 a 7 meses de vida destetados al momento del ingreso al corral. Previamente se vacunó contra enfermedades clostridiales y se desparasitó contra endo y ectoparásitos.

Se conformaron tres lotes, dos de ellos recibieron una dieta compuesta por Heno de alfalfa y balanceado comercial para engorde de corderos. El lote restante, recibió Heno de alfalfa, maíz entero y un suplemento líquido (proteico, energético y mineral). En los tres casos la ración fue calculada sobre un 4% del peso vivo promedio de los lotes. La entrega fue con una frecuencia de 2 veces por día (mañana y tarde). El período de acostumbramiento a la dieta tuvo una duración de dos semanas. 

Cada 15 días se registró el peso vivo de los animales con el fin de ajustar la ración. El periodo de alimentación tuvo una duración total de 60 días.

La producción de carne es un complemento fundamental para mejorar los ingresos en los establecimientos de la zona. Es importante aprovechar oportunidades como pueden ser el engorde de refugos o como en este caso, de corderos. Es necesario ir acumulando experiencia en el tema.En estas prácticas tendientes a la incorporación y difusión de tecnología, es relevante el trabajo de los productores en conjunto con las instituciones y sus técnicos.

En una próxima etapa que dará comienzo en el mes de agosto del año en curso, se trabajará en otros dos establecimientos de la zona, con suplementación de ovejas en peri-parto.

Agradecimientos: Agradecemos a los productores de la zona y muy especialmente a Erwin Anderson y a la familia Zavalía por su excelente predisposición, colaboración y hospitalidad. Al Ing. Agr. Demian Ceballos de INTA EEA Esquel por los aportes realizados. Al Méd. Vet. Julián García Bambill por su colaboración con insumos para la experiencia.

Financiación: Estas actividades se llevaron a cabo en el marco del Proyecto Agregando Valor de la Secretaría de Políticas Universitarias, y de los Proyectos de INTA PI 789139 Profeder, PRET Zona Sur y Proyecto Nacional de Producción Animal. 

(*)INTA AER San Julián

(**)UNPA UASJ

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias