Caleta Olivia

Una familia caletense adoptó a cinco hermanos de Comodoro Rivadavia

Por La Opinión Austral


La historia de David Mansilla y su familia, de Caleta Olivia, conmueve a la provincia debido a la gran decisión que tomaron de adoptar a cinco hermanos de entre 5 y 17 años, de Comodoro Rivadavia.


Los cinco hermanos, que ahora forman parte de la familia caletense, se encontraban en situación de abandono en la localidad de Comodoro Rivadavia. Estaban a punto de ser dados en adopción, y por lo tanto, ser separados, contó David Mansilla a "En el Tintero"esta mañana por Radio LU12 AM680.


Se trata de tres hermanas, de 5, 14 y 17 años, y dos varones de 11 y 16 años. Actualmente, la familia Mansilla ya posee la guarda definitiva de los menores, quienes conviven además con los cuatro hijos de la pareja, que tienen entre 16 y 25 años de edad. En total ahora forman una numerosa familia de 11 personas.


Consultado acerca de qué lo motivó a tomar esta decisión, Mansilla comentó: "A mi particularmente me crió mi abuelo, y el dio todo por mí y mi hermana de Puerto Madryn. En uno queda hacer algo por alguien más".


Respecto a la adaptación de los chicos a su nueva familia, teniendo en cuenta la vida que llevaban en Comodoro, dijo que costó la integración, en cuanto a "los hábitos de acostarse temprano, de levantarse, de ir a la escuela, de higienizarse", etc.


Sin embargo, contó orgulloso que tres de ellos son abanderados en sus escuelas: "Uno del secundario, otro de la primaria y uno de jardín. Todos los días traen excelentes notas, entonces eso te motiva a que el trabajo que estamos haciendo no es en vano".


En cuanto a la ayuda proporcionada por el Estado, indicó que hasta el momento no han recibido ayuda ni desde el Municipio de Comodoro, ni de la provincia de Santa Cruz. "Hace dos meses se enteró el intendente de Pico Truncado, Omar Fernández, y cada dos semanas nos trae un bolsón de alimentos. Después, nadie más", mencionó.


En la actualidad, los padres de los cinco hermanos tienen prohibido el acercamiento a los mismos, "pero ellos siguen su vida normal", comento Mansilla. "Tienen un papá y una mamá, nunca les negamos eso".


Hoy David trabaja en Bomberos de Santa Cruz, y además se dedica a hacer changas de todo tipo para poder mantener a sus, ahora, nueve hijos. "Nunca pensamos en la economía, jamás se nos cruzó por la cabeza", señaló, aunque también destacó que el camino fue muy difícil, pero que "lo que a nosotros nos da alegría es que los niños están bien". Para ponerse en contacto y colaborar con esta familia, pueden comunicarse al 0297-155932262.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias