CALETA OLIVIA

"Soy mamá y me puse en su lugar", dijo la cabo que contuvo a la mujer rescatada en el mar

"Me dijo que estaba en el mar, estaba en una piedra con sus tres hijos y que se iban a ahogar", contó la cabo que atendió la llamada de la madre de tres niños que el domingo pasado debió ser rescatada en la costa de Caleta Olivia.

Por La Opinión Zona Norte


La cabo Norma Ruiz de la División Comando Radioeléctrico fue quien recibió la llamada telefónica de Jessica Sánchez, la mujer que fue rescatada del mar junto a tres menores de edad el domingo pasado. "Me fui contenta a casa sabiendo que estas personas están bien y que pudimos ayudar", comentó Ruiz a La Opinión Zona Norte.

"Cuando la mujer llamó, se escuchaban los gritos de ella y de los menores pidiendo auxilio, trataba de calmarla porque no sabía decirme el lugar, ni qué le estaba pasando. Le consultaba si se podía calmar un poco para darme exactamente lugar y comentarme qué estaba sucediendo. Me dijo que estaba en el mar, estaba en una piedra con sus tres hijos y que se iban a ahogar", contó la joven.

Los minutos que duró la llamada fueron intensos. "Ayudame, no me quiero morir así con los nenes", gritaba Jessica por teléfono. Ruiz mencionó que ella le recomendó calmarse y que esperara a la Policía, que iba en camino: "Informé a mis compañeros y a Prefectura Naval mientras escuchaba sus gritos desgarradores, le consulté hasta dónde le llegaba el agua y me decía que le tapaba los pies".

Más allá de las capacitaciones que recibió, la joven siente que es parte de ella dar contención. "Me emociono y le cuento a mi jefe que soy mamá y que al escuchar a la mujer diciéndome: 'Por favor, no quiero morir acá, no quiero morir con mis hijos de esta manera', me puse en el lugar de madre, hasta tenía ganas de llorar en ese momento, pero tuve que sacar fuerza de cualquier lado para ayudarla a ella".

El trabajo que realizan tiene su parte complicada, ya que hay situaciones límite en las cuales las personas llaman y no pueden expresar lo que sucede, porque están en un estado de desesperación. "Es difícil pedir que llamen tranquilos, lo que más necesitamos saber es el lugar y lo que está pasando".

Norma Ruiz es parte de la fuerza de seguridad hace 6 años y el último lo dedica a recepción de llamadas en el Comando Radioeléctrico. Según dijo, la mayoría de las llamadas es por violencia de género. En ese caso fue similar: "Llamó a los gritos pidiendo ayuda, pero si no tenemos el lugar no podemos ayudar, ese es el dato más preciso para llegar rápido"

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias