RADA TILLY Y COMODORO

Fiestas clandestinas y la Policía que no responde

En los últimos días se denunciaron reuniones en casas particulares por bailes. Mientras tanto los vecinos se quejan por la falta de respuesta de los organismos de control.

Por La Opinión Zona Norte


Tanto en la ciudad de Rada Tilly como en el barrio Juan XXIII, en Comodoro, se realizaron -en los últimos días- fiestas clandestinas evidentes para los vecinos que alarmados- llamaron a la Policía, o intentaron hacerlo, para dar cuenta de la irregularidad que sería una de las principales fuentes de contagio del coronavirus.

Los casos de coronavirus en Rada Tilly se habrían disparado por una fiesta electrónica clandestina. En esa ciudad ya tienen 20 casos positivos, aunque seis están recuperados. Los otros 14 permanecen activos, como confirmó el Municipio a través de un parte de prensa.

De la fiesta clandestina desarrollada en la villa balnearia habrían participado decenas de personas, de las cuales 3 habrían resultado positivo de COVID-19 y otros 30, identificados como contactos estrechos.

El intendente Luis Juncos había lamentado en los últimos días que una de las personas que diera positivo de COVID en Rada Tilly “tenía 30 contactos estrechos en las últimas horas, y eso es algo que no puede suceder”.

Seccional Quinta

En tanto, vecinos del barrio Juan XXIII se alarmaron el sábado a la madrugada por los gritos, ruidos y música proveniente de una vivienda en la calle Scalabrini Ortiz. Además, fue notorio el movimiento de vehículos en el transcurso de esas horas y hasta hubo una pelea entre jóvenes aparentemente alcoholizados.

Algunos vecinos que se contactaron con la Seccional Quinta, desde donde les respondieron que no podían asistir al lugar debido a que no había personal, ni móviles disponibles por un asalto, más allá de que dicha comisaría está ubicada a pocas cuadras de donde se realizó la fiesta clandestina.

En tanto, vecinos manifiestan sus quejas en los últimos días por no tener un número al cual llamar para dar cuenta de reuniones y fiestas clandestinas con más de 10 personas. Cuentan con un par de WhatsApp, pero solo funcionan hasta las 14 en días hábiles y cuando llaman a las comisarías cuesta que alguien conteste y cuando lo hacen, las respuestas suelen ser como la ya mencionada.

 


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias