VIDA ÚTIL

Qué es la obsolescencia programada y cómo se puede luchar contra ella con estos 4 métodos

¿Notas que tu celular o cualquier dispositivo electrónico deja de funcionar en menos tiempo? Se trata de la obsolescencia programada, que involucra directamente a aquellas empresas que los fabrican. Conocé cómo se puede combatir mediante estas distintas alternativas.

Por La Opinión Austral


¿Alguna vez escuchaste hablar de la obsolescencia programada? Si la respuesta es no, ahora vas a entender de qué se trata. La obsolescencia programada es sencillamente la vida útil que le da una fábrica o empresa a un producto. Es decir, que cuando pase este período, el producto se volverá obsoleto, inútil o comenzará a fallar en sus funciones.

La obsolescencia programada se creó para que el consumidor se viera obligado a adquirir un producto nuevo igual o similar. En otras palabras, la mayoría de los productos están "programados para morir", y muchas veces cuando estos dispositivos mueren es más económico adquirir uno nuevo que reparar el que ya tenemos. Esta metodología asegura una gran demanda, por lo tanto las empresas tienen más beneficios y una continua oferta. Esto influye de gran manera en el desarrollo de la economía.

La obsolescencia programada afecta de varias maneras a los consumidores, de manera económica y de manera psicológica, entramos en un ciclo de comprar, usar, tirar, comprar, usar, tirar y llegamos a desear productos que no necesitamos. A nivel ambiental, cabe resaltar que también produce un gran impacto al crear un aumento de residuos, principalmente electrónicos.

Hoy en día son muy pocos los productos que no están programados para morir. Desde los foquitos de luz, que se queman cada cierto tiempo y nos vemos obligados a cambiarlos, las impresoras que dejan de funcionar, los cartuchos de tinta que usan las impresoras, los videojuegos, los coches, las baterías y casi todos los equipos electrónicos.

Otro producto en el que podemos encontrar la obsolescencia programada, es en las medias de nylon. En los años 20, estas medias eran casi irrompibles, pero al ser tan duraderas las ventas bajaron ya que las mujeres no necesitaban medias nuevas tan seguido. Gracias a esto, se empezaron a vender las medias que tenemos el día de hoy que se rompen con mucha facilidad.

4 formas de evitar la obsolescencia programada

  • El diseño sostenible. Los diseñadores deberían pensar no sólo en usar materiales ecológicos, o en el proceso de eliminación de estos productos, sino también trabajar el significado del uso de estos productos y crear más consciencia.
  • Diseño social. Es cuando las personas crean productos alternativos con materiales biodegradables, es decir crean soluciones positivas para el medio ambiente.
  • La idea de la obsolescencia programada es hacernos comprar nuevos productos, pero antes de ir a comprar uno nuevo podemos probar otras cosas, como reparar el producto, cambiarlas las piezas que sea necesario. Si protegemos nuestros aparatos electrónicos con algunas fundas protectoras podemos evitar ciertos daños y esto puede alargar la vida de nuestros aparatos.
  • Reciclar. Muchas empresas reciclan los productos ya que con el material de estos mismos pueden fabricar unos nuevos. Este método puede ser incluso el que está teniendo más difusión en los últimos años.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias