52° ANIVERSARIO

El club Capitán Oneto con histórica presencia en la ría deseadense

Un grupo de hombres de las fuerzas armadas fue asignado al lugar allá por 1968. Iniciaron la escuela para navegar, empezaron con la pesca de tiburones y eligieron un nombre significativo. Se instalaron en un pequeño lugar y hoy es una gran edificación.

Por La Opinión Austral


Corría el año 1968 y un grupo de amantes de la pesca decidió reunirse para formar una asociación de pescadores, preparó los estatutos y la llamó Asociación de Náutica y Pesca Capitán Antonio Oneto.

Decididos, presentaron la documentación y el 1 de agosto de 1968 quedó conformada la institución. A causa de que en esos años la comunicación era vía cartas de correo, la confirmación con la aceptación de las entidades que regulaban la actividad llegó un día 26, de allí la doble fecha para los festejos.

Historia

Rubén Poschel fue uno de esos hombres vinculados a la actividad y promotor de la creación de la entidad. En contacto con La Opinión Austral, hizo una síntesis histórica.

En Puerto Deseado trabajaba el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Ictícola), que poseía una embarcación llamada ballenera y su encargado, de apellido Bello, llevaba a los amantes de la pesca a las diferentes islas del interior de la ría.

Una de las capturas que se realizaban era de tiburones gatopardo, aparte de róbalos y pejerreyes. “Se nos ocurrió realizar un torneo patagónico de pesca del tiburón con la participación de pescadores del sur argentino”. No tardaron en recibir respuestas positivas y la hicieron desde la bahía Uruguay, en el interior de la ría Deseado.

Cursos

En 1972, la Armada Argentina envió veleros de fabricación argentina, llamados Pamperos, a diferentes lugares del sur argentino, a los efectos de promover la navegación a vela. Los mismos quedaron depositados en el Colegio Salesiano. En 1973 llegó a Puerto Deseado un timonel de vela y motor (Rubén Puschel) que conjuntamente con el teniente de navío Locarnini (jefe del apostadero naval Puerto Deseado), dictaron el primer curso de vela y motor en las instalaciones del colegio, porque el club Oneto aún no tenía sede. De allí salieron y siguen saliendo los primeros timoneles.

A partir de esa fecha comenzaron a realizarse las mismas actividades en varios clubes de la costa de Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn y Puerto San Julián. El responsable de la actividad en Puerto Deseado era Rubén Puschel, que dado su actividad profesional viajaba por las diferentes ciudades y comenzó a realizar contactos con los diferente clubes para conformar la Federación Patagónica de Navegación a Vela, con un calendario de regatas que abarcaba los diferentes clubes de la Patagonia.

Primera sede

En 1978, en la costa de la ría, en el lugar denominado Muelle de Ramón, existía una vivienda precaria que por esa fecha, por el conflicto con Chile, no debía estar habitada por medidas de seguridad, entonces Rubén Puschel, Mako Kelez y Martín Caplonch decidieron comprarla y establecieron la sede.

Otra de las actividades que realizó Puschel fue la búsqueda y rescate del barco inglés Swift que se hundiera en 1770 en la ría, tarea que hizo junto con Marcelo Rosas y Mario Brozosky. Una vez descubierto, se dejó la tarea a profesionales de la materia.

Actualidad

Actualmente el club cuenta con una “botera” para guardar las embarcaciones, unas cabañas y una rampa para la descarga.

Gabriel Lucero, en entrevista con este diario, dio más detalles. “En este momento, el presidente es Fernando Apesteguia. Estamos desde 2016 más o menos, cuando se empezó a trabajar con algunos eventos náuticos”. Uno de esos eventos se denomina “Bajada de la ría”, que hasta hace poco se daba en el mes de febrero: “Hace un par de años no la realizamos por motivos económicos”.

Este año, a pesar de la pandemia, consiguieron hacer la regata “Vuelta a la baliza Magallanes”.

“La intención es, en un futuro, dejarla como evento fijo”. Comentó que todas las actividades realizadas en la ría pasan por el club. “Colaboramos en el cruce a nado de la ría, la inauguración de la temporada de turismo, colonia de vacaciones (en nuestro predio) y todo lo relacionado al mar”.

Gracias a empresas del lugar, consiguieron mejorar su sede: “Tenemos pensado seguir mejorando las instalaciones para dar más servicios a los socios. En el club se realizan actividades como kayakismo, vela, windsurf, motonáutica, beach vóley y varios socios practican natación en aguas abiertas”, concluyó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias