CONMOCIÓN EN EUROPA

Detienen a un cura italiano por vender drogas en fiestas sexuales y transmitir VIH a sus amantes

El párroco está acusado de traficar estupefacientes desde Holanda que compraba con dinero de la Iglesia. Además, el religioso participaba de orgías y según reveló la Justicia habría transmitido VIH a al menos dos de sus amantes.

Por La Opinión Austral


El caso del cura Francesco Spagnesi conmocionó a Italia en los últimos días. El sacerdote fue detenido este partes en la localidad italiana de Prato acusado de tráfico internacional de drogas y malversación de fondos.

Sin embargo, se siguen descubriendo aspectos de la vida del párroco de 40 años que no dejan de sorprender. Resulta que los estupefacientes que el cura traficaba desde Holanda (aparentemente con el dinero que recaudaba su parroquia de los fieles), eran vendidos y consumidos en "fiestas sexuales" de las que él mismo participaba junto a su amante Alessio Regina.

Las drogas que Spagnesi comercializaba eran cocaína y GBL, un potente narcótico variante del GHB, la llamada "droga de la violación", que importaba ilegalmente desde Holanda.

No obstante, la causa por narcotráfico no es la única que pesa sobre el cura. Ahora afronta una acusación de tentativa de lesiones graves al ser seropositivo y no informar a sus parejas sexuales. La investigación se centra en dos asistentes habituales de las orgías del sacerdote cuyos análisis han revelado ser VIH positivos.

La Justicia reveló que Spagnesi no mencionó a sus parejas que poseía este virus de transmisión sexual. A las orgías solían acudir entre 20 y 30 personas, según ha declarado el propio Spagnesi. Este delito acarrea penas de 6 a 12 años según el código penal italiano

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias