Ciencia

El virus que provoca la mononucleosis sería la principal causa de la esclerosis múltiple

El estudio llevado a cabo por  la Universidad de Harvard descubrió que al virus de Epstein-Barr podría ser el desencadenante de la enfermedad neurodegenerativa. Para la investigación se examinaron a más de 10 millones de militares de Estados Unidos durante 20 años.

Por La Opinión Austral


La esclerosis múltiple, una enfermedad poco frecuente, degenerativa que no tiene cura, estaría causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), el mismo que provoca la mononucleosis. Se trata de una investigación realizada durante más de 20 años por la Universidad de Harvard.

El estudio publicado este viernes por la revista Sciencie, siguió a más de diez millones de reclutas militares de Estados Unidos. De ellos, 955 fueron diagnosticados con la enfermedad durante su servicio.

Para la investigación se compararon las muestras de 801 reclutas con las de 1.566 militares que nunca desarrollaron esclerosis múltiple. Así, los científicos descubrieron que la infección por el virus de Epstein-Barr dispara el riesgo de desarrollar la patología autoinmune.

La hipótesis de que el virus de Epstein-Barr causa la esclerosis múltiple fue analizada durante varios años pero “este es el primer estudio que aporta pruebas convincentes de causalidad”, según Alberto Ascherio, de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard.

Para el científico se trata de un gran avance, porque sugiere que la mayoría de los casos de esclerosis múltiple “podrían prevenirse al detener la infección” del virus que causa la mononucleosis, conocida como la enfermedad del beso, y que tener el virus de Epstein-Barr como eje “podría conducir al descubrimiento de una cura para la EM”.

La esclerosis múltiple, es una enfermedad degenerativa que afecta a 2,8 millones de personas en el mundo. Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica del sistema nervioso central que ataca las vainas de mielina que protegen las neuronas del cerebro y la médula espinal. Suele presentarse en forma repentina entre los 20 y los 40 años de edad, En la Argentina, la enfermedad afecta a unas 17 mil personas.

 


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias