Este sábado, cerca de las 19:00 horas, policías del Comando de Patrullas de Río Gallegos recibieron un inquietante llamado que alertaba sobre un vehículo Renault 19 de color rojo que estaba realizando maniobras peligrosas en la vía pública. Ante esta situación, se dio intervención a la Comisaría Primera para localizar y detener el vehículo infractor, el cual fue interceptado en la zona de Avenida San Martín y Buenos Aires.

Sin embargo, la intervención policial no fue pacífica, ya que los cuatro ocupantes del automóvil reaccionaron de forma hostil y agresiva hacia el personal policial. Esto llevó a que fueran puestos a disposición de la justicia por su conducta violenta.

El procedimiento se inició a raíz de un aviso al número de emergencias 911 que informaba que un Renault 19 había colisionado con otro automóvil conducido por una mujer y se había dado a la fuga a toda velocidad, poniendo en peligro la seguridad vial. La descripción del vehículo y las maniobras peligrosas llevaron a los integrantes del Comando de Patrullas y la Comisaría Primera a buscar el automóvil infractor para evitar situaciones similares en el futuro.

Tras la demora del vehículo en Avenida San Martín y Buenos Aires, los ocupantes se resistieron a obedecer las indicaciones del personal policial, lo que agravó aún más la situación. Los tres pasajeros, de 30, 21 y 29 años, junto con el conductor de 30 años, fueron reducidos por el personal policial y trasladados a la Comisaría Primera. En dicha dependencia, se labraron las actuaciones correspondientes por atentado y resistencia a la autoridad.

El conductor del vehículo fue sometido a un alcotest por parte de Tránsito Municipal, que arrojó un resultado de 2.35 g/l de alcohol en sangre, superando ampliamente el límite legal permitido. En consecuencia, se procedió al secuestro de la unidad automotriz.

Además, durante la investigación, se descubrió que el conductor ya poseía una medida cautelar del Juzgado de Faltas que lo inhabilitaba para conducir, lo que agravó aún más la situación legal del infractor.

Los cuatro detenidos quedaron alojados en la dependencia instructora, mientras que el Magistrado de turno dispuso que, una vez fenecidos los plazos legales, recuperen la libertad estableciendo domicilio a disposición del Juzgado de Instrucción Nro. Uno Local.

EN ESTA NOTA choque fuga

Leé más notas de La Opinión Austral