Sociedad

El INTA evalúa técnicas de suplementación de corderos

Por La Opinión Austral


El Grupo de Investigación en Producción Animal de la EEA Santa Cruz evalúa la herramienta de alimentación de corderos conocida como "CreepFeeding". Los investigadores del grupo de Investigación Animal realizaron la evaluación en el marco de un plan de trabajo tendiente a adaptar técnicas que permitan mejorar los índices productivos. Además, evalúan el impacto del manejo en la cantidad y calidad de la carne obtenida y la respuesta de los pastizales naturales.

El Grupo de Investigación en Producción Animal continúa evaluando técnicas de suplementación de corderos. Los investigadores culminaron el primer año del ensayo de "CreepFeeding", desarrollado en el Campo Experimental Potrok Aike. La Ing. en Recursos Naturales Renovables Paola Vargas, responsable de la iniciativa, explicó que "desde la EEA Santa Cruz se propuso como alternativa de manejo, frente a situaciones de sequía, el CreepFeeding, una técnica de suplementación de corderos al pie de la madre".

En Patagonia desde hace varios años el INTA viene realizando distintas experiencias asociadas con la alimentación y nutrición de las majadas ovinas, con la finalidad de minimizar las pérdidas productivas ante situaciones climáticas como sequías e inviernos crudos. Particularmente en la provincia de Santa Cruz se vienen generando experiencias en el uso e implementación de herramientas pensadas para las suplementaciones y engordes de ovinos, teniendo presente que la ganadería ovina extensiva sobre pastizales naturales es la actividad agropecuaria más importante de la provincia de Santa Cruz y genera la mayor producción de carne ovina a nivel nacional.

En épocas de sequía, la receptividad de los campos disminuye, provocando una caída del stock ganadero ovino e impactando negativamente en el número de corderos logrados. Ante este tipo de situaciones, los productores ganaderos implementan tecnologías asociadas con la alimentación: suplementación con granos, el uso de reservas forrajeras y engordes a corral, con el objetivo de atenuar el impacto de la menor producción del sistema y minimizar la disminución de la disponibilidad de forraje en época invernal.

En este contexto fue que desde el INTA Santa Cruz se impulsaron distintos trabajos tendientes a la generación de información y adaptación de herramientas de intensificación de los sistemas, tales como la suplementación y engordes, mediante el trabajo en conjunto de técnicos y productores. Investigadores del grupo de Producción Animal, en el marco de un plan de trabajo tendiente a buscar herramientas que permitan mejorar los índices productivos, realizaron un ensayo de suplementación de corderos al pie de la madre en campo y evaluaron el impacto del manejo en la cantidad y calidad de la carne obtenida, como así también en la respuesta de los pastizales naturales.

En el ensayo se suplementaron al pie de la madre 90 corderos, con alimento balanceado 18% PB (proteína bruta) 2,9 MCAL/EM (mega calorías de energía metabolizable). Se evaluó el efecto de práctica sobre el aumento de peso de los corderos destetados a mediados de febrero, como así también sobre el peso y condición corporal de las madres. Durante todo el proceso se comparó al lote suplementado con un testigo (sin suplementar midiendo la evolución del peso de las madres y los corderos cada 15 días.

El ensayo inició el 7 de diciembre con una etapa de acostumbramiento, en la cual los corderos comienzan a tener contacto con el alimento balanceado y los corrales de alimentación. La suplementación propiamente dicha inició el 29 de diciembre y finalizó el 22 de febrero, cuando los animales se llevaron a faena. Allí se evaluó la calidad de la carne y de las carcasas.

La calidad de la carne se modifica con la alimentación. En situaciones de engorde, es decir que los animales comen sólo balanceados o alimentos energéticos, los parámetros como ácidos grasos, pH y color de la grasa se modifican. En cambio, cuando se trata de suplementaciones, estas variaciones dependerán del tiempo de suplementación.

Por otro lado, se evaluó el efecto de la suplementación sobre las propiedades del suelo y las características de los pastizales naturales. Para ello se tomaron muestras de suelo al inicio y fin del creep. En las muestras se analizarán cambios en el contenido de nutrientes y en la estructura del suelo. En los pastizales se midió el cambio en la cobertura vegetal al inicio y fin del creep. La implementación de cualquier técnica de suplementación y/o engorde debe ir acompañada de un correcto plan sanitario, que debe incluir vacunación contra enfermedades clostridiales.

Los trabajos son llevados adelante por integrantes del grupo de Producción Animal de la EEA Santa Cruz, con la participación de técnicos del Campo Experimental Potrok Aike, AER Puerto San Julián, EEA Chubut y EEA Esquel, en el marco de un Convenio de Cooperación Técnica generado a nivel regional entre "Alimentos Balanceados Crecer" y el INTA, con el objetivo de generar información técnica en nutrición ovina aplicable a los sistemas de producción de la Patagonia

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias