¿DÓNDE ESTÁ?

Intensa búsqueda por el abogado de Quilmes desaparecido en extrañas circunstancias

La Policía inició una búsqueda de paradero en todo el territorio argentino para localizar a Salvador Altamura, el abogado y empresario de 48 años que fue visto por última vez desde el 13 de julio. Se investiga si se trata de una desaparición voluntaria o si fue víctima de algún delito.

Por La Opinión Austral


Desde la Comisaría Primera de Quilmes, dependiente de la Policía de Buenos Aires, se inició la causa por Averiguación de Paradero por la desaparición del abogado y empresario Salvador Altamura, de 48 años, del que no se tiene información alguna desde el pasado 13 de julio.

De acuerdo a la denuncia radicada por la familia, Altamura se retiró de su domicilio ubicado en calle 25 de Mayo al 200 en la localidad bonaerense de Quilmes, aproximadamente a las 6:15 horas de dicha fecha, a bordo de su motocicleta marca Honda de color blanco y negro. Desde entonces, su paradero es un misterio.

Según el registro de las cámaras de seguridad, Salvador llegó en su moto al edificio pero realizó en una extraña maniobra: cuando estaba por frenar, se nota que ve algo que le llama la atención, y entonces aceleró para retirarse. A partir de este hecho, no se volvió a contactar con sus familiares ni allegados. Su celular se apagó la noche del 14 de julio.

 

Hay dos misteriosos datos que se suman al caso. Por un lado, el 14 de julio se puede ver en las cámaras que un hombre se presentó en el departamento de Salvador a las 4.30 de la madrugada con la moto y el casco del letrado. Allí habría permanecido una hora y media en el domicilio y luego se retiró.

Familiares analizaron la filmación y confirmaron que el individuo era más petiso y robusto que Altamura, y que del departamento se llevaron una importante suma de dinero.

El segundo dato y que más atemoriza a los cercanos de Salvador es que su moto fue hallada estacionada y abandonada, con la llave puesta, en un acceso de la Villa Itatí, pero cuando la Policía fue a buscarla ya no estaba.

 

Respecto a la hipótesis de una desaparición voluntaria, Lilia Altamura, hermana de Salvador, expresó: “Para nosotros es descabellado pensar que Salvador se haya ido por motus propio. Después de tantos días, nos queda claro que ya no es una desaparición voluntaria. Algo le pasó, alguien lo retuvo y por eso estamos intentando que se cambie la carátula a una desaparición forzada. Necesitamos que aparezca”.

La mujer contó que si bien su hermano es “abogado y tiene la matricula vigente”, en la actualidad “no ejercía la profesión” y se dedicaba a competir en moto, razón por la que a veces viajaba por el país

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias