INVIERNO

¿Qué hay que tener en cuenta antes de emprender un viaje por rutas nevadas?

Distintos puntos de Santa Cruz ya se vieron coronadas con algunas nevadas tempranas. Teniendo en cuenta que algunas personas deben salir a la ruta por placer u obligación, no está de más recordarles algunas cosas para tener en cuenta antes de ponerse en marcha.

Por La Opinión Austral


En muchas provincias el invierno trae consigo nevadas, es así que a la hora de manejar y circular por las rutas, es clave que tengas en cuenta recomendaciones para viajar en auto sobre rutas nevadas.

Revisión general del vehículo

Es sumamente importante mantener en perfecto estado los frenos, la dirección y el dibujo de los neumáticos. Así como también el nivel del anticongelante y de las escobillas limpia parabrisas, ya que en caso de nieve, hielo, o lluvia, éstas impiden que se produzca el efecto “spray” generado por los vehículos que circulan adelante.

Antes de iniciar un viaje

Condiciones de hielo y nieve. Considere que con una temperatura exterior al coche que no supere los 4º C se incrementa el riesgo de que puedan aparecer placas de hielo y/o nieve, en condiciones de humedad o de lluvia.

  • Conducir en estas condiciones es extremadamente peligroso, especialmente para aquellos conductores de zonas secas y cálidas no acostumbrados a este tipo de contingencias en carretera.
  • Extreme la precaución de madrugada o a primera hora de la mañana ya que hay más probabilidades de encontrar hielo.
  • Frenos. Reduzca la velocidad en condiciones de hielo o nieve y evite frenazos bruscos. Pueden ser muy peligrosos. El pedal del freno debe pisarse con mucha suavidad.
  • En caso de que su vehículo este equipado con frenos ABS, pise el pedal a fondo.
  • Si ha perdido el control del vehículo, intente controlarlo con el volante, levantando el pie del acelerador y sin recurrir al freno.
  • No acelere ni frene con violencia, use la caja de cambios.
  • Derrapes. Si su coche derrapa gire el volante hacia el lado al que ha girado la parte trasera de su coche y enderece. No frene.
  • Recuerde que en zonas de sombras el hielo se mantiene durante casi todo el día, incluso en días soleados.
  • Conserve la distancia de frenado del vehículo que lo precede, esta debe ser considerablemente mayor que en condiciones normales.
  • Evite detener el vehículo en pendiente, puentes, curvas o lugares de poca visibilidad.
  • Recuerde que en pendientes tienen prioridad los vehículos que van ascendiendo.
  • No se detenga sobre la calzada, estacione sobre la banquina, con las balizas encendidas para que los demás conductores lo vean,

Circulación

Si las condiciones le permiten conducir siga los siguientes consejos:

  • Mientras circule en condiciones de escasa nieve, con neumáticos o cadenas adecuadas, intente circular por la parte de la carretera por donde exista nieve virgen, evite circular por las marcas por donde han circulado otros vehículos.
  • Incremente la distancia de seguridad con respecto a otros vehículos que estén circulando.
  • Vehículo encajado. Intente balancear el coche hacia delante y hacia atrás utilizando la segunda marcha y la marcha atrás sucesivas veces.
  • Permanezca en el vehículo, es el lugar más seguro.
  • Mantenga el vehículo cerrado pero con ventilación para renovación del aire.
  • No utilice calentadores a combustibles para calefaccionar el interior del vehículo.
  • Procure mantener el techo limpio de nieve. Controle que el escape no esté tapado por la nieve.
  • Encienda el motor en intervalos para mantener la temperatura en su interior.

Cubiertas para nieve

Actualmente existe en el mercado una amplia variedad de cubiertas especiales para hielo y nieve, ideales para colocar en el auto durante el viaje. Pero si viene sólo de visita, comprar un par de estas cubiertas para usarlas unos pocos días no es lo más práctico.

Muchas de estas cubiertas permiten optar por ponerles unos clavos especiales que aumentan la adherencia, especialmente en el hielo. Pero no son ideales para conducir en ruta a alta velocidad, son cubiertas que tendremos que llevar en el baúl y colocarlas en destino, para luego retornar con las cubiertas tradicionales.

Cadenas Tradicionales

Otra opción para una solución momentánea y puntual es la antigua, pero eficiente “cadena”, una cadena de acero cementado que recubre las ruedas que traccionan y nos permiten circular sin problemas sobre el hielo y la nieve.

Algunas incomodidades y desventajas de estas cadenas es que no las podemos utilizar constantemente, debemos colocarlas cuando hace realmente falta.

Es recomendable practicar cómo colocarlas en un lugar cómodo, ya que si debemos aprender en la banquina baja la nieve, nos resultara más difícil.

Cadena Líquida

Otra opción sencilla, para algunas situaciones muy puntuales, es un aerosol que aplica una película sobre el neumático, que aumenta la adherencia. En el mercado es conocida como “cadena líquida”, aunque se trata de un spray.

Una vez aplicada sobre la rueda mejora por unos cuantos metros la tracción en la nieve. Es muy común también que la gente se lo coloque en la suela de su calzado los días de hielo para no terminar en el piso ante una traicionera (e invisible) mancha de hielo.

Cadenas Textiles

Este invento llega de Noruega y es una alternativa para todo tipo de vehículos. Es una tela que se instala fácilmente, y que nos permite transitar sobre la nieve o hielo, con un mayor agarre y tracción.

Tiene algunas ventajas interesantes, como que pueden utilizarse en autos con ABS o cualquier otro sistema de control de tracción y frenado, y no producen ruido ni vibraciones. Pesan menos de 1kg, no ocupan mucho lugar y son reutilizables (dependiendo del uso que se les de)

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias