HASTA EL 31 DE ENERO

Se volvió a extender el programa Precios Máximos en 18 rubros

El Gobierno prorrogó la vigencia del programa que establece topes máximos de precios en productos de 18 categorías. Las cámaras alimenticias habían solicitado el fin de la medida por "riesgo de desabastecimiento".

Por La Opinión Austral


La Secretaría de Comercio Interior oficializó este viernes una nueva extensión del programa Precios Máximos en el que se establece un tope de valor para los productos de 18 categorías, entre las que se encuentran alimentos, bebidas, artículos de higiene y limpieza.

 

A través de la resolución 473 publicada en el Boletín Oficial, el ente estatal fijó la fecha límite para el próximo 31 de enero inclusive, por lo que se trata de la tercera extensión inaugurada el 19 de marzo en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Con aumento

Los precios, de marzo a la fecha han sufrido “actualizaciones” de entre 2% y 5% en julio, a lo que luego se le sumó la suba del 2% al 6% a principio de este mes.

 

La obligatoriedad de cumplir con estos topes, según refleja la resolución, incluye a todos los almacenes, mercados, autoservicios, supermercados e hipermercados. Se contempla como excepción a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), y a los establecimientos comerciales mayoristas de venta de productos de consumo masivo, siempre y cuando cuenten con salón de venta.

 

Por otra parte, los “precios máximos” también rigen para todos los distribuidores, productores y comercializadores de cosas muebles, obras y servicios, y prestaciones que se destinen a la producción, construcción, procesamiento, comercialización, sanidad, alimentación, vestimenta, higiene, vivienda, deporte, cultura, transporte y logística, y esparcimiento.

Más producción

En el artículo 3 de la Resolución 473/2020 de la Secretaría de Comercio, se intima a las empresas que forman parte de la cadena de producción, distribución y comercialización a incrementar su producción hasta el “más alto grado de su capacidad instalada”.

 

También se les plantea que deben “arbitrar los medios a su alcance” para asegurar su transporte y distribución, con el fin de “satisfacer la demanda creciente de la población” y entidades públicas de los distintos niveles de gobierno y evitar, de este modo, situaciones de desabastecimiento, escenario que desde las firmas alimenticias habían advertido ante la inminente prórroga.

 

La Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) explicó que la suba de costos en el sector de aceites envasados alcanza el 65%, mientras que en julio el aumento otorgado fue del 4% y en octubre del 5%”, por lo que esto provocó un desfasaje importante. “Semejante distorsión entre costos y precios hace que la industria se encuentre operando a pérdida, causando irreparables perjuicios económicos para cada una de las compañías que abastecen el mercado”.

 

Esta misma advertencia había formulado la Unión de Industriales Fideeros (Uifra). La organización señaló que “se entiende la decisión de establecer Precios Máximos frente al inicio de la crisis sanitaria, pero tras 8 meses de estricto congelamiento de precios y suba sostenida de nuestros costos, estamos al límite de capacidad operativa”, señaló la entidad en un comunicado.

 

Por su parte la Federación Argentina de Supermercados (FASA), fue aún mucho más tajante en las alertas sobre la continuidad de estos topes. Señalaron que “ya hay demoras en las entregas” (provocadas también por la creciente incertidumbre cambiaria) y vaticinaron que “se va a ir agravando si no modifican los precios máximos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias