Caleta Olivia

El lunes comienza el juicio por la muerte de Gustavo Gerez

Por La Opinión Austral


 

La Justicia Provincial comenzará a juzgar al oficial Méndez, único imputado por el homicidio del joven que habría sido ultimado en la Seccional Primera de Caleta Olivia en la madrugada del 18 de septiembre de 2016. La defensa solicitó la suspensión del juicio a prueba para no sentar en el banquillo de los acusados a Méndez. Este domingo los seres queridos de Gerez se manifestarán con murales y un recital.

Este lunes comenzará el juicio oral y público por homicidio culposo a Méndez, único imputado por el asesinato de Gustavo Gerez, un joven taxista que apareció muerto en la Seccional Primera en septiembre del 2016.

Fuentes judiciales consultadas por La Opinión Austral indicaron que, si bien en un principio la carátula correspondía a "homicidio agravado por apremios ilegales y vejaciones", en este último tiempo la Justicia habría encontrado motivos suficientes para cambiarla a "homicidio culposo".

Para los familiares y seres queridos del joven asesinado, esto correspondería a "un hilo de impunidad con la que se maneja la Justicia y el Gobierno Provincial para cuidar a su brazo armado, para dejar limpia a la institución policial", manifestó Nicolás, un amigo de Gustavo, a este medio.

Este caso generó gran controversia en su momento y, hoy, los seres queridos de Gustavo intentan que "no quede en el olvido", y agregaron: "hay una idea desde la Policía y desde las altas esferas del Poder que buscan cansar a la población para que nadie se acuerde de lo que pasó con nuestro amigo".

Ante esta situación, la familia se ha organizado y se han realizado manifestaciones, e incluso algunas terminaron en enfrentamientos con la Policía en inmediaciones a la dependencia donde Gustavo fue encontrado muerto.

Este caso llegó a mover las filas policiales. En primer término, los 14 agentes que se encontraban en la Seccional en aquella fatídica madrugada fueron sumariados, pero solamente quedó imputado Méndez. El que debió ser removido de su cargo fue el jefe de la dependencia: el comisario Fabián Gatica.

Los familiares de Gustavo también han cargado contra el Dr. Maidana, forense de la localidad, quien en la primera autopsia del cuerpo había indicado que el joven había muerto por ahogamiento por su propio vómito, informe que después fue desmentido por la segunda necropsia que se realizó en nuestra ciudad capital.

Por lo pronto, a la espera del proceso judicial, cerca de las 3 de la tarde del próximo domingo, día previo al juicio, los seres queridos de Gustavo planean reunirse en Independencia y Fagnano para pintar un mural y realizar "una tocata" para exigir justicia.

El juicio

El cambio de carátula es una de las cuestiones que les hace más "ruido" a los familiares de Gustavo Gerez. En caso de encontrarlo culpable, el "homicidio culposo" podría mantener entre las rejas a Méndez entre 2 y 10 años mientras que, de haberse mantenido la carátula inicial de "homicidio agravado por apremios ilegales y vejaciones", podría ser encarcelado de por vida.

Otra de las maniobras que presentó la defensa del imputado es la suspensión del juicio a prueba, para no sentar a su pupilo en el banquillo de los acusados e intentar que Méndez cumpla su posible condena con una "probation", es decir con libertad condicional y realizando trabajos comunitarios. Hasta el momento, la Justicia no ha resuelto esta situación.

El hecho

Todo comenzó cerca de las 6 de la mañana del 18 de septiembre del 2016. Gustavo se encontraba caminando erráticamente a unas cuadras del monumento del trabajador petrolero, cuando fue visto por un móvil policial que se encontraba realizando un patrullaje por la zona.

De acuerdo a la información oficial, Gerez se habría mostrado reacio ante la presencia de la Policía y fue ingresado en calidad de contraventor a la Seccional Primera.

Lo que sucedió dentro de la dependencia sólo lo conocen los 14 agentes que se encontraban de turno, pero cerca de las 8 de la mañana del lunes el Dr. Maidana, forense de la ciudad, certificó la muerte de Gerez como ahogamiento por su propio vómito.

El cuerpo del joven fue entregado horas después a la familia, pero fue la hermana de él, Sandra, quien vio cómo había quedado Gustavo: presentaba las manos con marcas de precinto, golpes en los omóplatos, en la cadera, en la cara. Marcas que mostraban que, evidentemente, Gustavo había sido golpeado ferozmente.

Sandra sacó fotos del cuerpo y se las llevó al fiscal Gabriel Nolasco Contreras Agüero, que a esa hora ya le había pedido al juez Mario Albarrán que apartara a la Policía de Santa Cruz de la investigación y secuestrara los libros de guardia del domingo

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias