Caleta Olivia

Gendarmería estuvo a punto de reprimir a obreros desocupados en Caleta Olivia

Por La Opinión Austral


Una situación de extrema tensión se produjo a media tarde de ayer en el acceso norte de esta ciudad, donde un escuadrón de élite de la Gendarmería Nacional se apostó a escasos metros de los ex obreros de la empresa constructora CPC que, por segundo día consecutivo, bloqueaban la ruta nacional N° 3, esta vez en la rotonda que da frente a la playa de tanques de almacenamiento de petróleo.

 Un oficial de la Policía Provincial dio lectura ante los desocupados de la resolución dictada por la juez federal Marta Yáñez.
Un oficial de la Policía Provincial dio lectura ante los desocupados de la resolución dictada por la juez federal Marta Yáñez.

* Corresponsalía Caleta Olivia

Los efectivos antimotines, preparados como fuerza de choque, pertenecen al Grupo Móvil N° 6 que tiene asiento en Ezeiza y se cree que estaban acantonados en alguna ciudad cercana de Chubut, debido a una estrategia que dispuso hace pocas semanas el Ministerio de Seguridad de la Nación para responder con celeridad a conflictos sociales que se produzcan en la Patagonia Austral.

Los obreros que quedaron cesantes a partir del 31 de marzo plantaron, el martes, el primer piquete a unos trescientos metros de la rotonda de Termap (playa de tanques reclamando la liquidación final de sus haberes.

Ayer, a poco de volver a otro sitio de la ruta, alrededor de las once de la mañana se enteraron que en sus cuentas bancarias les habían acreditado indistintamente sumas que iban de los 12 a los 18 mil pesos, sin que se discriminara por qué concepto.

De todos mondos, como las cifras eran muy inferiores a las que reclamaban, decidieron mantener el bloqueo, aunque de manera flexible, ya que permitían el constante paso de vehículos particulares; para camiones y colectivos lo liberaron por algunos minutos alrededor de las 13:00.

Momentos de tensión

Cerca de las14:00, parte del escuadrón de gendarmes se apostó de manera intimidante a pocos metros de los manifestantes, en tanto que otra sección aguardaba en las inmediaciones.

Lejos de amedrentarse, los desocupados se quedaron en la ruta y algunos acopiaron piedras, dispuestos a enfrentar a los gendarmes. Minutos después llegaron oficiales de la Dirección Regional Zona Norte de la Policía Provincial, uno de los cuales comunicó a los obreros la resolución dictada por la juez federal Marta Yáñez por la cual se les informaba oficialmente del delito de cortar una ruta nacional y se los intimaba a dejar libre al menos un carril de circulación, pero no se cuestionaba la protesta.

En ese momento comenzaron las discusiones, que por momentos se hicieron en voz alta y también intervinieron varios oficiales de Gendarmería.

Finalmente, pese a que algunos obreros se mostraban reticentes a dejar la ruta, policías y gendarmes lograron habilitar inicialmente un carril y luego, a medida que los obreros se iban retirando, las dos manos quedaron liberadas alrededor de las 15:00, aunque no se descartaba que hoy los desocupados pudieran retomar la medida de fuerza

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias