INESTABILIDAD ECONÓMICA

A buscar el mejor precio: fin de año con subas y bajas en verdulerías

Mientras el Mercado Central de Buenos Aires registró una suba de valores en algunos productos, en Río Gallegos el panorama es variable. Algunas frutas y verduras suben sus precios y otras bajan. Comerciantes proyectan un fin de año con “nerviosismo”.

Por La Opinión Austral


Con la suba de precios que se registró en el Mercado Central de la capital del país, que estima alzas interanuales de entre 77% y 187%, algunos productos de las góndolas de verdulería y frutería de Río Gallegos se vieron alcanzados.

En principio, acorde a lo que pudo conocer La Opinión Austral, el impacto no es fuerte, pero se siente en algunos productos. Desde el comercio Gregorio T. Rodríguez, Gustavo especificó que el rubro es el único que denota alza y baja de precios en la canasta familiar, a comparación de las carnes y otros comestibles, porque se trata de un producto estacional.

La variación en los valores es constante y depende de la demanda del mercado.

Con este contexto, la variación en los valores es constante y depende de la demanda del mercado. Algunas frutas como la banana, que llega desde Ecuador, suele mantener su precio ya que está dolarizada y no varía abruptamente. En verduras, la papa llega desde distintos lados y su precio, por ende, suele subir y bajar.

“Si es caro es porque no hay en el mercado, porque cambió el lugar donde se produce determinada fruta o verdura, entonces a veces viene desde un lugar y a veces de otro.En su momento estaba cara la cebolla y ahora bajó, estaban muy caros algunos cítricos y se acomodaron”, explicó.

Tanto las frutas como las verduras son estacionales, no pueden stockearse ni reservarse: “No la podés tener guardada porque se echa a perder y no podés especular, la tenés que vender en el momento. Si hay mucha cantidad es más barato y si hay poca, en consecuencia, es más caro”.

Entre los productos que vieron modificados sus precios se encuentran los morrones y algunos cítricos. Por ejemplo, la papa varía según el comercio entre los 60 y 89 pesos por kilo, mientras que la mandarina llega a los 180.

“Si la papa sale de la zona que tiene que salir sin inconvenientes baja al menos un 50%, lo mismo sucede con la mandarina que baja a la mitad”, detalló.

El fin del 2020 termina con una pandemia que modificó la economía en todos sus rubros, sin embargo, otros comerciantes estiman un buen volumen de ventas como cada diciembre.

Pese a esto, Gustavo vaticinó: “Nadie va a hacer grandes stocks, creo que van a ser unas fiestas tranquilas en cuanto a ventas, porque el festejo será más de la familia directa”.

Otro de los comercios que vio algunos de sus productos afectados fue La Mendocina, a cargo de Lorena Martínez. Señaló a La Opinión Austral que las únicas alzas que registra la frutería y verdulería se dieron en la papa, el morrón rojo y cítricos como la mandarina, que ya termina su temporada de venta fuerte.

“Por lo menos este comercio tiende a mantener los precios. Pero sí, estamos muy ansiosos y nerviosos ya que es un año diferente y eso nos tiene medio locos”, apuntó. Sin embargo, sostuvo que esperan ventas normales.

Con este escenario, los vecinos deberán recorrer comercios en busca del mejor precio y llenar la mesa con lo que ofrezca el mercado

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias