¿UN PROBLEMA SIN SOLUCIÓN?

Cortes de luz que duelen: el reclamo con los artefactos quemados

En los últimos meses los cortes de energía eléctrica han sido una constante en Río Gallegos. Los vecinos que padecen la pérdida de un electrodoméstico sufren el derrotero que significa reclamar ante Servicios Públicos.

Por La Opinión Austral


“Informamos a la comunidad riogalleguense que habita en los barrios Padre Olivieri, Los Álamos, Los Alerces, Parque Forestal y Virgen Del Valle que el equipo de guardia de SPSE continúa trabajando en la falla de energía eléctrica del sector”.

Así fue el mensaje de la empresa estatal el pasado 14 de octubre para anunciar un imprevisto corte de energía eléctrica en la capital de Santa Cruz. Anuncios como este -en las redes sociales- se han visto multiplicados en el último tiempo, afectando a miles de usuarios.

Los cortes normalmente duran entre dos y tres horas, aunque algunos, en ocasiones, suelen extenderse por más tiempo. Comerciantes y entidades privadas deben activar generadores para mantenerse activos durante ese lapso y evitar pérdidas, pero no todos cuentan con grupos electrógenos, lo que significa una pérdida económica considerable en lo que respecta a alimentos como leche o productos congelados.

Los vecinos y vecinas padecen en cada interrupción del suministro eléctrico, paradójicamente, la vuelta de la energía. Es que en innumerables oportunidades se ha sufrido la pérdida de artefactos eléctricos que se queman cuando se producen altas y bajas de tensión.

Presenté todos los papeles el 12 de agosto y ellos me contestaron el 13 de septiembre

Compartir

Ahora bien, ¿qué sucede después?, ¿quién se hace responsable por estas pérdidas? y ¿qué hay que hacer para poder recuperar el dinero de la televisión, la heladera o cualquier otro electrodoméstico?

Servicios Públicos Sociedad del Estado, como prestatario, es quien debe responder al usuario y usuaria. Vía telefónicamente se atienden denuncias de esta índole y luego se debe requerir un formulario en las oficinas de la empresa, el cual hay que llenar detalladamente y con precisiones para poder tener la suerte de tener una respuesta satisfactoria.

Lo que sigue a continuación es la revisación de un inspector, quien, además de ver el artefacto roto, supervisará además la conexión eléctrica del domicilio. Algo que también requieren a la hora de entregar el “papeleo” es que un técnico analice si efectivamente se quemó por el corte de energía.

Tras un derrotero que incluye varias idas y vueltas por cuestiones burocráticas, la respuesta suele demorar cerca de un mes, hasta que se verifica la situación. Así fue el caso de una vecina quien, el pasado 4 de agosto, sufrió la pérdida de su único televisor de la casa: un Smart TV de 40 pulgadas. Al día de hoy no pudo comprarse otro.

La respuesta para indemnizar al damnificado suele tardar un mes

Le respondieron el 13 de septiembre y la notificación no fue la esperada:

“Por medio de la presente hago saber a Ud. que la Gerencia Distribución de Redes Eléctricas, a través de Subgerencia Técnica, ha resuelto lo siguiente al reclamo interpuesto, según informe adjunto por los sectores intervinientes se informa que no se registran en nuestros libros de actas de Guardia reclamos por cortes, anomalías ni variaciones de tensión en la líneas de la zona, tampoco hay registros de reclamos de usuarios afectados en la zona. Por lo tanto, de acuerdo a lo expresado por esa gerencia, se resuelve NO HACER LUGAR AL RECLAMO”.

También es el caso de muchos vecinos que coinciden es muy difícil lograr que SPSE pague. Varios ni siquiera intentan realizar los reclamos. Entienden que es un peregrinar en vano.

“Vinieron a verme todo, tenía todo en orden y me salieron con esta situación”, lamentó la vecina.

¿Qué dice SPSE?

La empresa se ampara en el Reglamento de Suministro de Energía Eléctrica, que expresa que “el prestatario no será responsable ante aquellos casos en que sus instalaciones se vieran afectadas por accidentes producidos por terceros, ajenos a SPSE”.

“Luego de las verificaciones técnicas correspondientes, se confirme la inexistencia de aparatos de protección de tensión. Para cumplir con la reglamentación deberá tener en cuenta la instalación de un PROTECTOR DE MÁXIMA Y MÍNIMA TENSIÓN. Esto permitirá proteger las instalaciones eléctricas domiciliarias, susceptibles de ser dañadas por variaciones de tensión de la red”.

“Este protector tiene la función de interrumpir la alimentación del suministro eléctrico cuando la tensión sufre variaciones y de conectarse automáticamente cuando la tensión se normaliza”, agrega SPSE, para marcar que sin contar con este elemento la empresa no se hace cargo de posibles daños ocasionados

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias