AÚN NO LOGRAN ACCEDER

El celular de Millaray tiene pruebas “muy importantes” para la causa

El joven acusado del abuso sexual se mudó de la casa de los padres, pero no saben si salió de Puerto Deseado. La hermana de Milla, Ayelén Cattani, habló con La Opinión Zona Norte. Contó que sus padres atraviesan problemas de salud y esto no acompaña.

Por La Opinión Austral


Tras la sentada masiva que se realizó frente a la casa de la familia de GED, el hombre acusado de violar a una nena de 13 años, que terminó por quitarse la vida a sus 15, La Opinión Zona Norte buscó la palabra de la hermana de Millaray Cattani, Ayelén, quien confirmó que GED se fue de la casa de los padres. Aunque indicó que no tienen conocimiento si salió de Puerto Deseado. La denuncia fue realizada hace meses y la causa “sigue igual, sin moverse”.

 Millaray tenía 15 años cuando decidió tomar la drástica determinación de acabar con su vida.
Millaray tenía 15 años cuando decidió tomar la drástica determinación de acabar con su vida.

El caso de Milla tomó repercusión a nivel nacional y conmovió a los vecinos y vecinas de la ciudad portuaria, que conocen desde hace años a la familia.

Tras su suicidio, aquel 14 de abril del año pasado en la vivienda que compartía con su mamá y su papá. “Sé que no va a ser fácil este camino, pero voy a seguir pidiendo una y mil veces más justicia”, había dicho la hermana meses atrás, luego de dar a conocer sobre el caso.

En relación al último pedido de justicia público que hicieron, frente a la casa del acusado, Ayelén comentó: “Sinceramente fue algo que se les ocurrió a las chicas de Manada Sorora, el grupo que acompaña a las mujeres en la localidad y además a las amiguitas de Milla, nenas de 15 años que aún siguen sufriendo por su pérdida. Ellas quisieron acompañarnos y en especial a mi mamá, ya que su foto fue muy dura”.

 La madre de Millaray, se sentó frente a la casa del hombre que abusó de la joven.
La madre de Millaray, se sentó frente a la casa del hombre que abusó de la joven.

Aunque la causa está paralizada, quizás a la espera del contenido del celular de la adolescente, que se encuentra siendo peritado en Buenos Aires, la joven indicó que se sumaron nuevos testigos.

“Hay más chicos amigos y compañeros de Milla que dan su declaración y cuentan lo que en su momento ella les dijo”, manifestó.

Y comentó que en el celular de la joven “hay pruebas muy importantes”. Una de las pruebas serían los mensajes que GED le envió a Milla antes de que ella se quitara la vida.

Mis papás no se sienten muy bien y esto es muy duro para ellos

Compartir

“Es algo sumamente duro porque el tiempo sigue pasando y ésta persona sigue haciendo su vida como si nada pasara. Y nuestro miedo es que le arruine la vida a otras chicas, por eso todos los días seguimos luchando por ella y por las demás”, agregó Ayelén en diálogo con La Opinión Zona Norte.

Además, confirmó que GED se mudó del domicilio de los padres, pero que no saben si se fue de la localidad. “Por ahora no tenemos otra actividad de pedido de justicia, sólo acompañar a mis papás que no se sienten muy bien. Están atravesando problemas de salud. Y este duro momento no acompaña”, cerró

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias