PESAR EN LA VILLA TURÍSTICA

Decretaron duelo de 24 horas y bandera a media asta por el fallecimiento de Oliva "Quina" Gutiérrez, la vecina centenaria de El Calafate

El 28 de mayo cumplió 100 años. Los festejos fueron bajo muchos cuidados. Hace unas horas, las redes sociales manifestaron su dolor por la pérdida. El intendente decretó un duelo de 24 horas y dispuso que la bandera permanezca a media asta en su honor.

Por La Opinión Austral


 

Un 28 de mayo de 1920 nació en el paraje Charles Fuhr, a unos 60 kilómetros de El Calafate, Oliva “Quina” Gutiérrez, pionera de la villa turística que celebró sus 100 años en su casa, en cuarentena y rodeada de sus afectos más cercanos.

Hace unas horas, se supo de su fallecimiento. El Intendente envió sus condolencias a todos sus familiares y seres queridos, en especial a sus dos hijos, Tito y Mario. "Recordar a Quina como lo que fue: una gran mujer, llena de entusiasmo y alegría".

En su honor,decretó duelo de 24 horas, con el izamiento de la bandera a media asta.

Ella - Su historia

Hija de doña Soledad Álvarez Llaneza y Don Francisco Gutiérrez, en ocasión de su cumpleaños, recibió distintos homenajes por parte de familiares, vecinos y del propio intendente Javier Belloni, que la visitó en su casa, un lugar emblemático de El Calafate. También la Legislatura Provincial la felicitó, por parte del diputado Jorge Arabel.

 

Pionera

 

Quina fue una de las primeras alumnas del grupo de treinta chicos que empezaron a tener clases ese año y que tuvieron a María Villanustre como maestra”.

“Hasta mis 22 años estuve en la casa familiar. Me casé con Alberto Díaz, que había llegado a Calafate a los 19 años, en el año 1927. Nos conocimos y casamos en el año 1942. En el año posterior nació nuestro hijo Alberto. En 1949 nació nuestro segundo hijo, Mario Argentino”, recordaba “Quina” de sus años de juventud.

Cumpleaños

Ese 28 de mayo del 2020, “100 años no es poca cosa”, expresó Miriam Díaz, nieta de la cumpleañera, en diálogo con Radio LU12 AM680, y contó además que su tía es fiel oyente de la emisora.

Su contacto con “La Radio de la Gente” se dio mientras estaba afuera de la casa de “Quina”, esperando por entrar para saludarla. Entre risas, contó: “Estoy haciendo cola para entrar. Somos muchos, si bien sólo tuvo dos hijos, la familia es muy grande y vinimos todos, sobrinos, nietos y, por supuesto, todos con barbijo”.

Así, con una sonrisa la recordarán quienes tuvieron oportunidad de conocerla y disfrutar de sus relatos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias