LA MIRADA DE UNA EXPERTA

"Gambito de dama": cuáles son los detalles que omitió la serie según una campeona de ajedrez

La campeona estadounidense Jennifer Shahade señaló las inexactitudes que encontró en la exitosa serie de Netflix.

Por La Opinión Austral


“Gambito de dama” (“The Queen’s Gambit” en su idioma original), considerada por muchos críticos como una de las mejores series del 2020, no está exenta de cometer algunos errores.

 

Si bien la historia de la serie de Netflix, adaptación de la novela de Walter Tevis de 1983, así como la representación del ajedrez competitivo, ha recibido elogios por varios expertos en ajedrez, la campeona estadounidense Jennifer Shahade señaló a Vanity Fair algunas inexactitudes y representaciones poco realistas de la ficción protagonizada por Anya Taylor Joy.

 

 

Para Jennifer Shahade la adicción de Beth Harmon no concuerda con sus instintos como jugadora de ajedrez. Sostiene que el ajedrez es un deporte mentalmente agotador, que requiere mucha concentración, además le resulta exagerado que los tranquilizantes ocasionen visiones de posibles movimientos de ajedrez.

 

 

Por otra parte, la campeona estadounidense explica que la calificación de Beth no debería ser 1800 sino 2300 ó 2400, considerando que venció a dos jugadoras de alto nivel y a un Gran Maestro en Pittsburg.

 

Ajedrez competitivo

Otro detalle que omite la serie es la forma en que los oponentes de Beth anuncian el aplazamiento. En el ajedrez competitivo, el árbitro es el encargado de traer el sobre con la jugada secreta e informan a los competidores que es hora de levantar la partida. Pero en la serie, es Beth quien sella el próximo movimiento en lugar de sus oponentes que propusieron el aplazamiento.

 

Además, la ficción dirigida por Scott Frank y Allan Scott no representa ningún empate, lo cual resulta extraño considerando que Beth es una ferviente jugadora de ajedrez.

 

El sitio Screen Rant también revela otros errores. Por ejemplo, en la primera partida de Beth contra Benny juega un Open Sicilian, pero tiene un peón en d2, desplazado durante la tercera jugada. Asimismo, los competidores no pueden hablar durante las partidas de ajedrez porque se considera una mala práctica deportiva y está en contra de las reglas.

 

 

Sin embargo, es comprensible que la serie omita estos detalles con fines narrativos. Por ejemplo, los intercambios entre los jugadores dan un aire de tensión que mantiene el interés de los espectadores y permite conocer más a Beth

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias