Este jueves, el mejor jugador del mundo, Lionel Messi reveló detalles su nueva vida en Estados Unidos, asegurando que se encuentra “muy feliz con la decisión” de jugar en Inter Miami, que tomó de forma premeditada junto a su familia tras su salida del París Saint-Germain, de Francia, mientras aguarda por su primera final ante Nashville en la Leagues Cup, el torneo que enfrenta a los clubes estadounidenses y mexicanos.

“Estoy muy feliz con la decisión que tomamos junto a mi familia, no sólo por lo deportivo sino por cómo vivimos el día a día acá, por cómo disfrutamos de la ciudad y por el trato recibido por la gente, que fue espectacular. Estoy agradecido y feliz”, expresó Messi en la primera conferencia de prensa tras su arribo al estado de la Florida.

El capitán del seleccionado argentino transmitió sus sensaciones a menos de un mes de incorporarse a Inter Miami, con el que jugará este sábado a las 22 la final de la Leagues Cup ante Nashville SC, en el estadio Geodis Park del estado de Tennessee, que puede convertirlo en el futbolista más ganador de toda la historia del fútbol con 45 títulos.

“Sería impresionante ser campeones para toda la gente del club que está en la búsqueda de ser un equipo referente en la liga”, destacó el ex Barcelona. “Es muy lindo como la gente del Inter viene a alentarnos y acompañarnos. Es un club muy joven y está cerca de conseguir su primer título”, se ilusionó el jugador franquicia de la liga norteamericana.

Al respecto, el “10” argentino manifestó acerca de su llegada a la Major League Soccer (MLS) “mucha ilusión y felicidad, con las ganas de seguir obteniendo resultados deportivos, como siempre” quiso en su carrera, y rescató que el equipo “está preparado para competir y lograr el título” de la Leagues Cup.

A la hora de definir su futuro priorizando el fútbol de los Estados Unidos por encima de una oferta multimillonaria que recibió de la Liga Saudí de Arabia luego de su traumática salida del conjunto parisino, Lionel aclaró que “la decisión pasó por muchas cuestiones. Por eso lo pensamos y decidimos con mi familia en general. Simplemente vine a jugar y a seguir disfrutando del fútbol, que es lo que me gustó toda la vida”, aseguró.

“La adaptación a la ciudad fue muy fácil porque estábamos convencidos de venir y la gente lo hizo todo más sencillo. Cuando salí de Barcelona a París fue complicado, pero esto fue totalmente diferente. Miami es una ciudad con muchos latinos, y el latino es más cercano, más demostrativo, y eso es muy importante para disfrutar”, diferenció.

“Todavía nos estamos acomodando porque hace poco que llegamos, y de hecho no tenemos la casa en la que vamos a vivir definitivamente durante todo este período, pero todo resulta muy fácil por el trato de la gente, tanto en el club, como la afición y también en el día a día en la calle”, expresó sonriente.

Messi, de 36 años, recordó que “vivir en Estados Unidos” fue un objetivo que siempre tuvo “en mente” porque conocía Miami por visitas de vacaciones y “sabía de qué se trataba esta ciudad”.

“Llegué con mucha ilusión, con ganas de seguir obteniendo resultados como lo hice a lo largo de toda mi carrera. Al principio me costó un poco el tema de los entrenamientos y los partidos porque venía de un mes o mes y medio de descanso, pero ya me siento muy cómodo”, contó el capitán de Inter Miami, que contabiliza nueve goles en seis partidos jugados con la franquicia de la Major League Soccer.

“El equipo tuvo un crecimiento muy grande desde la llegada del ‘Tata’ (Gerardo Martino). Que hoy estemos a punto de jugar una final puede significar una sorpresa, pero nosotros nos preparamos para esto: competir y ganar títulos”, planteó.

“Desde que empezó esta competición (Leagues Cup) sabíamos que era una oportunidad de comenzar de cero. Llegó un nuevo director técnico, muchos jugadores se incorporaron al plantel y nos adaptamos muy bien. Tuvimos la posibilidad de cambiar las cosas por cómo veníamos en la Liga”, apuntó.

El campeón del mundo con la selección argentina en Qatar 2022 fue nominado en la terna como mejor jugador de la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol (UEFA) junto al atacante noruego, Erling Haaland, y el mediocampista belga, Kevin De Bruyne, ambos participando en el Manchester City, de Inglaterra, compañeros del delantero cordobés, ex River Plate, Julián Álvarez, y del volante, ex Vélez Sarsfield, Máximo Perrone.

Por su parte, la estrella de la MLS también podría estar en la nómina para el Balón de Oro, que tendrá su gala el próximo 30 de octubre en la capital francesa (día de nacimiento de Diego Maradona), donde ya lo obtuvo en siete oportunidades (2009, 2010, 2011, 2012, 2015, 2019 y 2021) durante su trayectoria profesional.

“Es un premio muy importante por el reconocimiento que significa. Es el premio más lindo a nivel individual”, resaltó el argentino durante la conferencia en el estadio Drive Pink, de Inter Miami, pero aclaró que nunca le brindó “mayor importancia a los premios individuales por encima de los grupales. Estos son los que me resultan más importantes como siempre lo demostré durante mi carrera”.

“Y además, después de ganar el Mundial, mucho menos estoy pensando en el Balón de Oro. La Copa del Mundo era lo que quería“, finalizó el crack rosarino.

Leé más notas de La Opinión Austral