CONDENADO POR COHECHO

Antes de ser detenido, se suicidó el ex juez federal José Antonio Solá Torino

El hecho sucedió cuando la Policía de Seguridad Aeroportuaria fue a buscarlo al domicilio en el que se hallaba. El ex magistrado se mató de un disparo. Había sido condenado a 6 años de prisión por cobrar $15 mil para facilitar la huida de un narcotraficante.

Por La Opinión Austral


La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme este jueves la sentencia a 6 años de prisión para el ex juez federal José Antonio Solá Torino por cobrar $15 mil para facilitar la huida del narcotraficante José Miguel Farfán.

 

Tras esa ratificación, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1 de Salta ordenó a la Policía de Seguridad Aeroportuaria detener al magistrado. Debía ser llevado al Complejo Penitenciario Federal III NOA, de General Güemes, donde cumpliría la pena tras la condena por cohecho.

 

Antes de que eso sucediera, Solá Torino se mató de un disparo. Al ingresar, los policías escucharon la detonación de un arma de fuego en un piso de arriba de la vivienda, por lo que subieron de inmediato y lo encontraron sin vida.

La investigación de la muerte del exjuez se encuentra a cargo de la fiscal penal Ana Salinas Odorisio, quien ordenó el levantamiento del cuerpo para el traslado al Servicio de Tanatología Forense del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), para la realización de la autopsia destinada a establecer oficialmente la causa de la muerte.

 

Jury y condena

Solá Torino había sido destituido de su cargo de juez en 2009. Antes de la decisión del Jurado de Enjuiciamiento, el ex magistrado había reconocido favorecer al narcotraficante, aunque negó haber recibido dinero de su parte.

 

En 2016, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta, condenó al exmagistrado a la pena de seis años de prisión, por ser considerado autor penalmente responsable del delito de cohecho pasivo agravado.

 

El juicio en contra de Solá Torino comenzó el 3 de noviembre de 2015 y estuvo a cargo de los jueces Marta Liliana Snopek, Federico Santiago Díaz y Gabriel Casas, quienes también le aplicaron a Solá Torino una multa de 90.000 pesos.

En ese proceso oral y público también fueron condenados Héctor Salazar, Graciela Ferreyra y Gabriela Vázquez, recibieron una pena de tres años de prisión y una multa de 30.000 pesos para cada uno, por ser considerados "partícipes necesarios" de "cohecho activo".

En tanto, el sindicado narcotraficante Miguel Farfán, que al momento del juicio estaba prófugo pero luego fue detenido, fue declarado en rebeldía ya que no se sometió al proceso

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias