PANDEMIA

Barbijo: cuándo usarlo y cuándo no a partir del 1 de octubre

El Gobierno nacional emitió una normativa respecto del uso del barbijo. A partir de octubre no será necesario en espacios al aire libre, siempre y cuando no haya personas cerca. En el caso de lugares públicos cerrados, sí recomiendan su uso. Se trata de una normativa del Gobierno nacional a la que pueden adherir o no las gobernadoras y los gobernadores en función de la situación epidemiológica y la circulación de variantes en cada una de las jurisdicciones.

Por La Opinión Austral


 

En el marco de las nuevas medidas sanitarias que entrarán en vigencia el 1 de octubre, el ministerio de Salud de la Nación recuerda que a partir de esa fecha se levanta la obligatoriedad en el uso de barbijo al aire libre solamente cuando se circule en forma individual o en burbuja, y en un espacio en el que no concurran numerosas personas, mientras que seguirá siendo de uso obligatorio en lugares cerrados y al aire libre en situaciones de aglomeración de personas o contactos cercanos.

Barbijo sí

El barbijo también seguirá siendo obligatorio en lugares cerrados como aulas, cines, teatros, ámbitos de trabajo, transporte público, espectáculos y eventos masivos.

Resulta importante aclarar que se trata de una normativa del Gobierno nacional a la que pueden adherir o no las gobernadoras y los gobernadores en función de la situación epidemiológica y la circulación de variantes en cada una de las jurisdicciones.

“La pandemia no terminó, y tenemos que seguir cuidándonos sobre todo en lugares cerrados, porque aún estando vacunados se puede tener la infección y transmitirla, especialmente de la variante Delta, que ya tiene circulación comunitaria en el país”, sostuvo la directora nacional de Epidemiología, Analía Rearte.

La pandemia no terminó, y tenemos que seguir cuidándonos

Compartir

El COVID-19 se propaga cuando una persona infectada exhala gotitas y partículas respiratorias muy pequeñas que contienen el virus, y que pueden ser inhaladas por otras personas.

 Analía Rearte.
Analía Rearte.

En suma, el principal objetivo del barbijo es preventivo; es decir, disminuir la emisión de esas partículas y con ello el riesgo de contagio.

Por eso, el uso correcto es muy importante, ya que disminuye significativamente el riesgo de transmisión.

Para eso, debe ajustarse bien a la cara, cubriendo la nariz, la boca y el mentón, para que las gotas respiratorias que contienen el virus no puedan entrar y salir alrededor de los bordes del tapabocas.

Lugares de riesgo

Los ambientes interiores sin ventilación son los más riesgosos para la transmisión de SARS-CoV-2 mediante aerosoles que se acumulan, aumentando las probabilidades de que se inhale aire con presencia de virus.

Si bien el riesgo de transmisión es más alto cuando se comparten lugares cerrados y mal ventilados, en lugares abiertos el riesgo disminuye pero no se extingue, principalmente en situaciones de aglomeración de personas o contactos cercanos; por eso es necesario seguir usando todos el barbijo en esas situaciones para  evitar la exposición mutua a la posibilidad del contagio

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias