UN RECLAMO DE JUSTICIA

En memoria de la víctimas de femicidio: Cuerpas Ausentes llegó a Santiago del Estero

El proyecto del colectivo de arte feminista de Río Gallegos recorrió más de 3 mil kilómetros y se hizo eco en Santiago. "Aquí los femicidios suceden todos los días", dijo Leyla, muralista santiagueña, a La Opinión Austral.

Por Belén Manquepi Gómez


Se pierden y aparecen muertas. Esa es la realidad de las mujeres en el patriarcado y así es como la describen en Santiago del Estero. Es la provincia en la que los asesinatos de Leyla Bashier Naza y Patricia Villaba en 2003 marcaron la historia política.

18 años después, Santiago del Estero se encuentra entre las provincias que presentan las tasas más altas de femicidios. Del 1 de enero al 31 de octubre de 2021, de acuerdo al Observatorio MuMaLá, hubo 227 femicidios y 10 transfemicidios o travesticidios en el país.

 Leyla Nassif, Aguafuerte y Solange Gómez, las muralistas que replicaron el proyecto en Santiago.
Leyla Nassif, Aguafuerte y Solange Gómez, las muralistas que replicaron el proyecto en Santiago.

Cada semana en Santiago del Estero una mujer es asesinada, mientras alguna está perdida y otra es hallada muerta. Esas ausencias, esas voces que fueron acalladas son las que Leyla NassifSolange Gómez y Aguafuerte quisieron recordar este #25N.

Las santiagueñas conforman un grupo autogestivo que realiza acciones colectivas artísticas. En 2018, cuando el colectivo de arte Cuerpas Ausentes comenzó a muralear en Río Gallegos, este grupo de pintoras, muralistas y profesoras de arte tomó contacto con el proyecto gracias a los lazos de la Agrupación de Mujeres Muralistas de Argentina (AMMURA).

 El mural por las víctimas de femicidio está ubicado a cinco cuadras de la plaza Libertad.
El mural por las víctimas de femicidio está ubicado a cinco cuadras de la plaza Libertad.

Luego llegó la pandemia, pero la intención de replicar el proyecto en Santiago perduró y este #25N, en una pared en calle Sor Mercedes Guerra casi avenida Belgrano, a pocas cuadras de la plaza Libertad, Cuerpas tuvo su primer eco en el país.

En 2019, el mural de Elizabeth Shirley Adaro Davies fue tapado por una campaña política

En la capital de Santa Cruz se pintó un mural por Marcela ChocobarAntonella JaimesRomina Barría, Stefanía Rosales y Elizabeth Shirley Adaro Davies, el cual fue borrado por una campaña política en 2019. En Santiago del Estero siguieron los lineamientos estéticos y pictóricos del proyecto original, pero decidieron hacer un único mural con tres siluetas en recuerdo de todas las que ya no están.

Compartir

En Santiago del Estero los femicidios suceden todos los días

El grupo tiene pensando poder replicar la acción la mayor cantidad de veces posible y considera también la posibilidad de hacerlo en otras ciudades. "Hay muchos casos en el interior, más que en capital. Santiago es una provincia super machista, donde las mujeres sufren mucha violencia económica, todavía dependen estrictamente del marido, son casos escalofriantes", cuenta.

¿Por qué un mural?

"Consideramos que el arte y sobre todo el arte públicos comunica, es potente y llega a todo aquel que transita la ciudad. Nos resulta importante usar esta herramienta para mostrar y reclamar, visibilizar la lucha y mostrar que en Santiago del Estero los femicidios suceden todos los días. Queremos transmitir memoria y conciencia", explicó Leyla a La Opinión Austral.

En Río GallegosSilvia Saldivia explica que para Cuerpas esta réplica "significa que nuestro reclamo colectivo de justicia por los femicidios desde el sur a través del arte es un lenguaje en común, una herramienta poderosa y creativa de visibilizar la violencia machista y recordar a las que ya no están".

 Zurie, Cristina y Silvia junto al mural de Stefanía, pintado en marzo en Río Gallegos.
Zurie, Cristina y Silvia junto al mural de Stefanía, pintado en marzo en Río Gallegos.

Son más de 3 mil los kilómetros que separan a Gallegos de Santiago, pero los feminismos han tejido redes que hacen que los pedidos de justicia se unifiquen.

"El arte desde Cuerpas Ausentes es una forma de hacer justicia y memoria por las que ya no están. Por eso, el mural nos interpela a todas las personas que transitamos por la calle, no podés ignorar que allí hubo un femicidio. La memoria debe ser un ejercicio diario, sobre todo en el lugar que habitamos. En nuestra ciudad todavía nos preguntamos por Marcela López. Queremos que no se naturalice la desaparición de personas y que los femicidios no sean moneda corriente".

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias