BRUTAL GOLPIZA

La joven atacada por la novia de Thiago Almada afirmó que sufrió fracturas y convulsiones

La joven de 22 años fue invitada por un amigo a la fiesta sin saber que era la casa del jugador. La novia le pegó patadas en la cabeza y con un florero. El futbolista no la frenó, según dijo la víctima que aún tiene que ser operada. La joven habló con cronica.com.ar y brindó todos los detalles.

Por La Opinión Austral


Martina estaba en una fiesta en Puerto Madero con una amiga, la llamó un amigo y les propuso ir a otra en el mismo barrio. Era el 11 de octubre de 2021, pocos días antes de partido de Argentina contra Perú. Ella no sabía que allí se iba a encontrar con jugadores de la selección. Y que menos que todo iba a terminar con ella golpeada y haciéndolo una denuncia penal.

“Cuando llegamos era el departamento del jugador Thiago Almada y estaba también Angel Correa. Nosotras no sabíamos que era la casa de él. Había unas 15 personas mas o menos. La novia de Almada le dice que nos teníamos que ir o se iba ella. El no le da ni bola y se va para otro lado”, recuerda a cronica.com.ar Martina.

“Entonces vino ella a sacarnos. Yo le digo que me llamo un Uber y nos vamos. Pero ella quería que nos fuéramos a esperar a la calle. Ahí me tira al piso y me empieza a pegar patadas en la cabeza. Mi amiga me dijo que me pegó con un florero. La novia y otra chica que estaba con ella no dejaban de pegarme. Mi amiga intentaba sacarlas. Nadie hizo nada para frenarlas”, sostiene la chica de 22 años, quien es representada legalmente por Alejandro Cipolla.

“En un monto viene el hermano de Thiago y la mete para adentro. Ahí logramos irnos, yo tenía toda la cara ensangrentada. Cuando bajamos justo había un policía y le contamos lo que había pasado. Vinieron tres patrulleros me llevaron hacer la denuncia y a la clínica. Estuve medio día”, afirma.

“Son cinco fracturas de nariz, el tabique y la mandíbula, y tuve convulsiones después de eso. Un golpe terrible en la cabeza, a los dos días me volví a desmayar. Hace cuatro años estuve internada por epilepsia , no se si esto me puede traer consecuencias”, explica.

“Todo porque ella no quería que entráramos a la fiesta. Después me crucé a su tía en un boliche y vino a patotearme. Los jugadores no hicieron nada, ellos no podían estar ahí, era martes a la madrugada y el jueves era el partido contra Perú, se habían escapado de la AFA. Correa tenía que jugar”, sostiene Martina y cuenta que recibió un mensaje de Almada en el que le pedía perdón por no haber hecho nada, que no sabia por qué su novia actuó así. “También me dijo que no quería quilombo porque Angel Correa tiene familia y tenía que estar jugando”.

Ella los denunció a todos. “A un conocido en común lo llamaron para que me pida que levante la denuncia. Me vino a buscar, me llevaron, la fiscalía estaba cerrada pero la misma policía me preguntó si estaba segura de levantarla. A los días la rectifiqué”, asegura y dice que la llamaron de la fiscalía "para decir que pusieron la causa como intento de homicidio contra esta chica que tiene mi edad”.

A Almada lo conocía de cruzárselo en los boliches, tienen conocidos en común pero nada más. “Sabíamos que ella estaba loca pero no que era así de violenta. Nunca habíamos tenido ningún problema. Cuando fuimos a las fiesta no sabíamos que era la casa de él”, dice Martina que se tuvo que ir de Puerto Madero, a su mamá le daba miedo que siguiera viviendo ahí. “También me tengo que operar. Espero que haya justicia”, concluyó.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias