TV ON FIRE

Pichetto y Grabois se fulminaron en un fuerte debate en vivo

El Auditor General de la Nación y el líder de CTEP se cruzaron al aire y se dijeron de todo. El eje de la discusión era la llegada de la vacuna al país, pero el cruce desencadenó en intensas réplicas con descalificaciones.

Por La Opinión Austral


Pichetto se encontraba en el piso del programa Verdad/Consecuencia, por TN, cuando las periodistas invitaron a participar de la conversación a Grabois, que se encontraba fuera del estudio. Al comenzar, con una notable molestia por las declaraciones previas del exsenador, el dirigente lo calificó de "mala leche" y de ser un "exultrakirchnerista".

 

Minutos antes de la entrada de Grabois, Pichetto se había referido a posibles nuevas restricciones a la circulación, a las dificultades en las negociaciones con Pfizer y al presente de la vacuna rusa.

"Hay que ser muy serio para realizar una crítica de esto, por lo menos desde el punto de vista científico. Después las visiones sobre si la cuarentena fue más o menos larga, si hubo -como dio Pichetto- libertad condicional, cuando en Uruguay que es donde vacacionan todos ellos han puesto al Ejército a cuidar las fronteras, me parece que es una actitud irresponsable, desleal con el país y que me resulta repudiable", apuntó Grabois.

"Le pido al Gobierno que me diga por qué no compró la Pfizer. ¿Me decís dónde está la mala intención? No se puede opinar en la Argentina...", cuestionó Pichetto.

"No, vos podés opinar y yo puedo replicar tu opinión. Lo que pasa es que a la gente como vos, que está acostumbrada a gozar de las mieles del poder le gusta que la adulen. Y yo para adular a un tipo que pasó del ultramenemismo al ultraduhaldismo, al ultrakirchnerismo, al ultramacrismo...", lo criticó Grabois.

Rápidamente, Pichetto le respondió: "No soy ultrakirchnerista ni usurpador de tierras. No veraneo en Punta del Este. Me he expresado con total buena fe. Dije claramente, sin ningún tipo de mala leche, Grabois, que espero que la vacuna rusa funcione y que tenga los controles respectivos para que la gente se la pueda dar con tranquilidad".

En uno de los momentos más encendidos, el exsenador amenazó con irse del estudio cuando ambos comenzaron a descalificar su respectiva trayectoria en la política. "Vivís de los pobres, Grabois", acusó Pichetto y el dirigente social retrucó: "Vos vivís del Estado desde que tengo uso de razón".

Fue entonces cuando Pichetto se disculpó con las periodistas y les dijo: "Me estoy yendo, chicas". Esta reacción despertó la furia de Grabois: "No sea cobarde, Pichetto", lanzó.

-Cobarde sos vos, que te escondés detrás de un montón de gente humilde. Yo no tengo problema, doy la cara siempre.

-Pero si te estabas yendo...

-Cuando quieras debatimos, Grabois. Hablamos de la ocupación de tierras, que le hacés un daño terrible a la Argentina y al gobierno de Fernández ocupando tierras de la gente. Andá a pedirle permiso al Papa.

El exsenador lo invitó a Grabois a sentarse en una mesa a conversar sin "chicanas". Y, expresó dirigiéndose ya a las periodistas: "Hay una distancia sideral entre el mundo que él imagina y el mío. Podemos salir por las vías del trabajo y la producción, y hay que dejar de soñar con una revolución que nunca hicieron".

No obstante, el dirigente no coincidió una vez más con la lectura del exsenador y le respondió: "El problema no es sentarse en una mesa, eso es muy fácil. El problema serio es la casta política de la que el interlocutor es un exponente claro", concluyó Grabois.

La Nación

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias