ESTÁ DETENIDA

Una mujer extorsionó a su mejor amiga por una "infidelidad" y le sacó $200.000

La extorsionadora de 39 años de edad amenazaba a su amiga con revelar una supuesta infidelidad a su pareja. Además, amenazaba con hacerle daño a su madre y violar a su hija. Le terminó robando alrededor de 200 mil pesos.

Por La Opinión Austral


Andrea Noemí Fernández (39) fue detenida en el partido bonaerense de Quilmes acusada de extorsionar a su mejor amiga en al menos cinco oportunidades. La mujer aseguraba tener información sobre la vida privada de la víctima y logró robarle cerca de 200 mil pesos a lo largo de siete meses.

Los mensajes extorsivos comenzaron en agosto del año pasado, cuando la víctima empezó a recibir amenazas en varias aplicaciones de mensajería instantánea. En los mensajes, Fernández pedía 40 mil pesos para que no revele una supuesta infidelidad de la víctima con su marido.

"Con el tiempo el tono de cada mensaje fue incrementándose. Llegaron a amenazarla con que junte más dinero sino iban a violar a sus hijas. Allí le cuenta a su madre, que sacó un crédito por 80 mil pesos para pagar la nueva extorsión", dijo un investigador.

"Dale 'Millo', poné la plata, sabemos que la tenés. No te hagas la pilla", o "si no querés que reventemos la casa de tu vieja o te violemos a una nena, entrega la plata", decían algunos de los mensajes recibidos por la víctima.

"En los mensajes hacían comentarios íntimos de la pareja, que sin darse cuenta le había dicho a las amigas y la extorsionadora utilizó a su favor para amenazarla", explicó una fuente del caso a Crónica.

"Tu mamá no quiere pagar, entonces te tengo que contar que tiene un novio, que engañó a tu papá. Te vamos a mandar un video para que lo conozcas", fue uno de los mensajes que recibió la hija de la víctima.

La víctima decidió realizar la denuncia correspondiente el pasado 28 de febrero en la Unidad Funcional de Instrucción N°7 de Quilmes, a cargo de la fiscal Ximena Santoro.

"Luego se estableció que los elementos fueron sustraídos por la imputada, ya que poseía las llaves de la vivienda porque, al ser de su confianza, la víctima se las había dado para que le cuidara la vivienda durante las vacaciones y pudiera utilizar la pileta con su familia", explicó un vocero judicial.

El pasado viernes llegó otro mensaje a la víctima solicitándole más dinero. La fiscal ordenó un operativo de urgencia a cargo de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes.

La víctima dejó 10 mil pesos previamente marcados en uno de los baños de mujeres de una estación de servicio en Quilmes y se retiró del lugar.

"A las 18.20 apareció una de sus mejores amigas. Se dirigió hacia el kiosco de la estación, compró unos chocolates y pidió las llaves del baño. Había una veintena de oficiales de civil esperando en los alrededores que llegara. La dejaron salir y cuando estaba a la altura de los surtidores de nafta, fue detenida", expresó uno de los investigadores de la causa.

En su poder tenía el dinero marcado y dos celulares, uno de los cuales era utilizado para enviar las amenazas. "Momentos antes de la detención le seguía mandando mensajes diciéndole 'vos seguro que estás dando vueltas, me querés cagar, pero no soy gila. Me huele que esto va a terminar mal', y finalmente se cumplió su instinto", dijo una fuente cercana a la investigación.

Fernández está imputada por el delito de extorsión que prevé una pena de entre 5 y 10 años de prisión

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias