TUTORIAL

Cómo destapar el desagüe de la ducha o el lavamanos con estos 5 trucos

El problema de las cañerías tapadas por pelos o restos de jabón suelen ocurrir inesperadamente. Estos son algunos tips para destaparlas de manera fácil y rápida.

Por La Opinión Austral


Cuando se tapa un desagüe tendemos a desesperar al no saber qué hacer para destaparlo. Sin embargo, la mayoría de los atascos son bastante fáciles de deshacer y básicamente requieren que se retire la pieza metálica que hace de filtro y se limpie bien la entrada de la tubería, retirando pelos, restos de jabón y demás elementos que puedan estar obstruyendo el paso del agua. Si el problema persiste, normalmente se debe recurrir a algún tipo de producto químico.

Pese a lo desagradable que puede ser destapar una cañería, ya sea dela ducha, del lavaplatos o lavamanos, en la actualidad existen distintas maneras de solucionarlo, dependiendo del nivel de gravedad de la obstrucción.

5 trucos para destapar los desagües

1) Realizar un mantenimiento constante

Puede sonar obvio, pero es clave eliminar los residuos de cabello y jabón del desagüe para evitar futuras obstrucciones. Cada vez que te duches, por ejemplo, hay que asegurarse de recoger el exceso de cabello y evitar así acumulaciones desagradables.

Además, cuando limpies el baño, se recomienda verter una olla de agua hirviendo por el desagüe, de esta manera eliminarás los residuos de jabón.

2) Métodos naturales

Hay secretos naturales que sirven para cuando el desagüe de la ducha demora en desagotar el agua.

Uno de ellos es utilizar bicarbonato de sodio y vinagre blanco, que son poderosos para limpiar el desagüe. Para ello hay que verter media taza de cada uno y esperar 10 minutos. Luego, dejar fluir el agua caliente.

Otra opción es la sal y el limón, que son perfectos para resolver problemas con los malos olores. Para ello se puede mezcla sal y bicarbonato de sodio por partes iguales y echarlos por la tubería. Luego aplicar el zumo de limón, esperar 15 minutos y enjuagar con agua hirviendo.

3) Con soda cáustica

La soda cáustica genera un mayor efecto para destapar las cañerías, pero que es bastante tóxico, así que no hay que abusar de ella y durante el uso se deben mantener ciertas precauciones. Para trabajar con sosa cáustica es recomendable usar guantes resistentes y en lo posible cubrirse los ojos con algún tipo de gafa de seguridad. También se debe mantener aireado el ambiente.

El procedimiento a seguir es el siguiente:

  • Retirar la parte metálica del desagüe.
  • Quitar los restos más grandes de pelos y otros deshechos que queden al alcance de la mano.
  • Verter una cuchara sopera de sosa cáustica en el desagüe.
  • Calentar agua hasta que hierva.
  • Verter una buena cantidad de agua sobre la sosa cáustica, que entrará en efervescencia y se deslizará dentro del desagüe.
  • Esperar unos minutos para que vaya haciendo efecto.
  • Volver e echar agua, esta vez fría, para empujar los restos y comprobar que se ha deshecho el tapón.

4) Productos químicos

Cuando el problema ya es más grave que un poco de agua acumulada, puedes recurrir a los productos para destapar cañerías. Pero con cuidado, ya que estos productos suelen estar compuestos por químicos muy abrasivos e incluso venenosos, por lo que tienen que ser manejados con suma precaución.

Asegurarse de leer bien y seguir al pie de la letra las instrucciones de uso, manipulación y almacenamiento.

5) Llamar a un plomero

Si el problema pasa mayores y el agua definitivamente no se está drenando de la ducha, lo mejor es llamar al plomero. Él tendrá las herramientas necesarias para destapar más profundamente el desagüe atascado

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias