INFORME ESPECIAL: PRIMERA PARTE

Basura: ¿Qué se hace para resolverlo?

La gestión de los residuos en Santa Cruz es un tema de Estado. Realizan estudios para mejorar la recolección, separación y depósito final de la basura. ¿Cuántos kilos producimos por día? ¿Cuál es el principal objetivo?

Por Pablo Manuel


Cuando hablamos de basura, estamos hablando -ni más ni menos- que de la calidad de vida de la gente. Por eso, que el 94% de la población de la provincia de Santa Cruz tenga una disposición final inadecuada de los residuos en los rellenos sanitarios, es un tema preocupante.

Más aún, sólo 2 de cada cien santacruceños y santacruceñas, separa en sus casas los residuos. Y apenas el 10% de los habitantes, a través de sus municipios, cuenta con tratamiento de RSU (Residuos Sólidos Urbanos), cuando hay capacidad instalada para el 70%.

Así se desprende de un trabajo que viene realizando la Secretaría de Ambiente de la provincia, dependiente del Ministerio de Salud, que se publica por primera vez. En ese contexto, ya se está trabajando junto a los municipios y el Ministerio de Ambiente de la Nación en el objetivo de reducir fuertemente estos porcentajes negativos.

El panorama

En junio del 2019, Ambiente de la provincia encomendó un “Estudio de Calidad de los Residuos Sólidos Urbanos de Santa Cruz”, elaborado por IEASA (Integración Energética Argentina S.A).

Algunos de los datos más significativos arrojados por ese estudio fue que la Producción per cápita Promedio Diaria (PPD) de residuos, estimada para la provincia de Santa Cruz, es de 1,129 kilogramos por habitante por día, con un Límite Inferior de 0,969 kg/hab. por día y un Límite Superior de 1,288 kg/habitante por día.

Río Gallegos es la localidad de la provincia en la que sus ciudadanos generan mayor cantidad de residuos diarios promedio: 1,286 kilos por día, es decir, superior a la media provincial. La segunda es Río Turbio: 1,094 kilos diarios. En tercer lugar, El Calafate: 1,081. Y cuarta Caleta Olivia: 1,056 kilos por día por habitante.

“El marco conceptual en el que hay que hablar es la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU)”, comenzó explicando a La Opinión Austral el secretario de Ambiente de Santa Cruz, Mariano Bertinat.

 El nuevo depósito de Río Gallegos está próximo a recibir basura compactada.
El nuevo depósito de Río Gallegos está próximo a recibir basura compactada.

El GIRSU tiene varias etapas. “Si se tiene un buen relleno sanitario (disposición final), pero no tenés separación en origen y reciclado, ese relleno va a durar muy poco tiempo para una obra que cuesta muchos millones de pesos”, afirmó.

“Si se tiene una excelente política de separación de residuos, pero tenés un basural a cielo abierto, lleno de gaviotas, ratas y vectores, tampoco funciona bien”. Y si tenés “un buen sitio de disposición final y una buena separación y reciclaje, pero tu recolección es pésima, la ciudad estará sucia”, mencionó.

Algunas de estas cosas, en diferente orden o factor, o todas juntas, están pasando en algunos municipios de la provincia. En Río Gallegos, se está en camino de completar ese triángulo compuesto como disposición final, recolección y separación de la basura, después de muchas décadas de espera.

Hacia dónde vamos

El titular de Ambiente señaló que lo que suele pasar en Santa Cruz es que los porcentajes de recolección de basura son altísimos (por arriba del 90%), porque la demanda de la sociedad es grande respecto de no tener la basura frente a su domicilio.

“Pero cuando vas avanzando, los porcentajes de separación de los residuos van bajando y los de disposición final adecuada están por el piso (menos del 6%)”, reflexionó.

En ese punto, “no estamos siendo para nada eficaces y es lo que queremos revertir”, expresó a La Opinión Austral el director de GIRSU Provincial, Mag. Silvio Romano. Y añadió: “Cuando agarramos la gestión, teníamos cero porcentaje de residuos bien dispuestos, a lo sumo en un vertedero adecuado”.

Pero, con la incorporación de El Calafate con un relleno sanitario, la provincia pasó a tener el 6% de disposición final adecuado. Comentó que, agregando próximamente a Río Gallegos, se alcanzará alrededor del 40%.

 Mariano Bertinat, secretario de Ambiente de la provincia
Mariano Bertinat, secretario de Ambiente de la provincia

“Y si sumamos Zona Norte, que es el gran proyecto en el que hoy nos estamos focalizando, regionalizando todo en un solo sitio de disposición final, pasaríamos al 75%”, anunció el director de GIRSU.

Bertinat señaló en ese sentido- que el objetivo de la gestión, de este segundo mandato de la gobernadora Alicia Kirchner, es lograr “el 75% de la disposición final adecuada”, es decir, “de cero a 75%”.

El funcionario anticipó que el proyecto más ambicioso es el del relleno sanitario de la Zona Norte, que unificaría -en principio- Pico Truncado y Caleta Olivia, pero después podría incorporar a Las Heras, Koluel Kaike y Cañadón Seco.

Romano añadió que esto se llama “principio de regionalización”, que es la tendencia en la gestión de residuos y que, de hecho, los países que fueron en ese camino lograron mayores resultados de esta manera.

Más adelante, indicó que el problema de la disposición final está presente en toda la provincia. “Esto no es una cuestión estática, es dinámico, cíclico, por ejemplo, Caleta Olivia tiene un vertedero controlado, no tiene un basural, porque con la utilización de maquinaria ha logrado generar una cobertura diaria”.

“La disposición final adecuada está por el piso, menos del 6%”.

Compartir

El sitio de disposición final “es cuando llegan los residuos, lo cubrís todos los días, reducís los incendios, la cantidad de gente merodeando porque los materiales ya están tapados, las moscas, los olores, es la base para tener un sitio de disposición final ordenado. Esa es la diferencia entre un basural y un vertedero controlado”, expresó.

Sin embargo, insistió que el estadío deseable es el relleno sanitario que tiene un sistema de impermeabilización, una obra de ingeniería que es adonde se está apuntando. “Pero ahora estamos en un proceso de transición de un basural a un vertedero y hay muchos municipios que están en eso”, detalló.

En cuanto a las plantas de tratamiento, indicó que tienen una contra: “Nos mata el flete, tenemos que enviar a 2.200 kilómetros el material recuperado, lo que hace que se pierda rentabilidad. Eso hace que se dependa siempre de la estructura de costos que tenga la planta”, afirmó Romano.

 Los estudios también incluyen los residuos que generamos en Santa Cruz.
Los estudios también incluyen los residuos que generamos en Santa Cruz.

Áreas especializadas

Bertinat manifestó que desde la Cartera Provincial se asiste a los municipios en los proyectos de ingeniería de sus rellenos sanitarios, también en la financiación de estos rellenos, y ahora están trabajando fuerte en la formación técnica de los referentes municipales.

“Uno de los principales inconvenientes con los que nos encontramos es que las estructuras municipales no tienen personal especializado en el tema de residuos. Generalmente, la cuestión de la basura la maneja el Departamento de Obras Públicas porque es el encargado de la flota pesada, tiene el conocimiento de la limpieza urbana, pero nos falta la especialización”, dijo.

Esto “no es algo relativamente nuevo y nuestro objetivo es que cada municipio tenga su área Ambiental, que esta tenga injerencia directa en la gestión de los residuos, y que sea gente formada específicamente en el tema”, y añadió que esta semana se lanza el primer curso en Gestión de Residuos, una diplomatura que paga la provincia para una persona por municipio.

Finalmente, Bertinat expresó que hay 3 líneas de financiamiento distintas para el abordaje de esta temática, como la confección de estudios técnicos que se hace a través del CFI, la segunda es el plan de compensación de las represas, y la tercera es la del Ministerio de Ambiente de la Nación que acude para algunos proyectos como el de la Zona Norte al BID

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias