TRAS SEMANAS DE INVESTIGACIÓN

Detuvieron a un joven que vendía ansiolíticos en Las Heras

Un chico de 20 años fue demorado por la Policía en la calle. Llevaba consigo más de 70 pastillas de alplax. Está sospechado de vender los estupefacientes. La Justicia lo dejó libre y no ordenó realizar allanamientos en su casa.

Por La Opinión Austral


El personal de la Dirección de Investigaciones (DDI) de Las Heras se llevó una sorpresa cuando requisó a un joven que, según pensaban, estaba vendiendo cocaína o marihuana en la vía pública.

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso La Opinión Austral, hace unas semanas los investigadores de la ciudad petrolera comenzaron a notar algunos movimientos raros de un joven de la

ciudad que, posiblemente, se estaría dedicando a la venta de estupefacientes. El sospechoso es un muchacho de 20 años que trabaja en una empresa de seguridad privada y que, hasta hace unas horas, no tenía antecedentes penales, sino sólo algunas contravenciones por andar alcoholizado por la vía pública, indicaron las fuentes policiales consultadas.

En la noche del jueves, cerca de las siete de la noche, el personal de la DDI vigilaba al muchacho que se encontraba a unas tres cuadras de su vivienda, aparentemente vendiendo estupefacientes, por lo que procedieron a reducirlo y esposarlo.

La detención se dio en la esquina de las calles Alem y Mitre de la ciudad petrolera, precisamente en el corazón del barrio Presidente Juan Domingo Perón y, tras ser esposado, los agentes procedieron a requisar al muchacho.

En uno de sus bolsillos, la Policía encontró 72 pastillas, algunas sueltas y otras en blísteres

Se pensaba que tendría cocaína o marihuana, pero finalmente, en uno de sus bolsillos, los agentes encontraron un total de 72 pastillas de ansiolíticos, tipo alplax, algunas sueltas y otras en blísteres, indicaron desde la DDI.

Por esto, el muchacho fue trasladado a la Comisaría Primera y tomó intervención el Juzgado Federal de la ciudad de Caleta Olivia, a cargo de la Dra. Yáñez. Desde la Justicia ordenaron que el muchacho recuperara su libertad una vez cumplidos los plazos legales y que las pastillas fueran secuestradas bajo resguardo de la Policía.

Desde el área investigativa de la fuerza de seguridad que trabaja en el caso indicaron que las averiguaciones continúan, pese a haber sacado a la droga de las calles. Por el momento, se secuestró el celular del muchacho y se espera que el mismo sea peritado para poder acreditar fehacientemente el delito en cuestión.

Como dato curioso, la Justicia no dispuso allanamientos en la casa del muchacho, solicitud que había hecho el personal de la DDI, pero que fue denegada. La finalidad del procedimiento era irrumpir en la vivienda para buscar más droga.

Por otro lado, no trascendió si el joven viviría con alguien que consuma ansiolíticos al que pudiera haberle robado las pastillas en cuestión.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias