SALDANDO UNA CUESTIÓN HISTÓRICA

Pago a las cajas: ahora es el turno de Perito Moreno y Río Turbio

Estos dos municipios de Santa Cruz están a la firma del acuerdo para saldar sus deudas con la obra social y la caja de jubilaciones. Así se sumarían a la capital de la provincia. Sólo un municipio no presentó documentación.

Por La Opinión Austral


La semana pasada, el Municipio de Río Gallegos fue el primero en firmar el acuerdo con el Ministerio de Economía para recibir fondos no reintegrables que tienen como fin saldar buena parte de la deuda histórica que mantiene con las cajas de jubilaciones y la de servicios sociales, que se fueron consolidando con años de falta de pagos que atravesaron a diferentes gestiones se originaron décadas atrás.

Luego de la firma entre el intendente Pablo Grasso y el ministro Ignacio Perincioli, antesala de la ratificación del Concejo Deliberante, la administración local recibirá en los próximos días los más de 710 millones.

Los recursos provienen de un fondo anunciado por Alicia Kirchner en su discurso del primero de marzo. Son 2.500 millones en total, que irán $ 2.400 millones a municipios y los otros $ 100 millones a comisiones de fomento.

Pero, ya un año antes del anuncio, los jefes comunales venían en diálogo con el secretario de Hacienda, Bruno Ruggeri, en un proceso de análisis de los números y conciliación de deudas.

El fondo es de $ 2.500 millones, de los cuales 100 son para comisiones de fomento

Según pudo confirmar La Opinión Austral, a Grasso le seguirá Mauro Casarini, de Perito Moreno, que recibirá $ 66.808.900. Luego está previsto que sea el turno de Darío Menna, de Río Turbio, por otros $ 98.262.725, aunque todavía resta conciliar uno de los organismos, situación en la que también se encuentra Caleta Olivia, a la que le corresponden $ 369.952.149.

 Perincioli, Domínguez, Ruggeri, Grasso y Zuliani en la firma por Río Gallegos.
Perincioli, Domínguez, Ruggeri, Grasso y Zuliani en la firma por Río Gallegos.

El resto de los municipios está en una suerte de ranking de mayor y menor avance en la tramitación de la información que la cartera económica les exige.

Así, por ejemplo, Pico Truncado, Puerto Deseado, Comandante Luis Piedra Buena y El Chaltén tienen ya un organismo con los números aceitados para recibir los fondos, pero el otro todavía en pendiente. Mientras que otro grupo todavía menos avanzado tiene a Los Antiguos, Gobernador Gregores y Puerto San Julián, con las cajas de jubilaciones y de la obra social en proceso de revisión de datos.

Más abajo vienen Puerto Santa Cruz, Las Heras, El Calafate y Lago Posadas, que no remitieron los papeles de una de las dos cajas, al tiempo que un capítulo aparte merece la conciliación de las comisiones de fomento, Jaramillo-Fitz Roy, Tres Lagos, Cañadón Seco y Koluel Kayke, que por los montos considerablemente menores todavía se mantienen en conversaciones para avanzar.

Caleta Olivia sería la cuarta localidad en avanzar con la firma del convenio

El dato que nos sorprende es que en este grupo hay un municipio, 28 de Noviembre, que atraviesa una fuerte crisis institucional.

Tal como publicó La Opinión Austral a comienzos de la semana, actualmente el Tesoro Provincial aporta alrededor de unos $ 700 millones mensuales para hacer frente a lo que las comunas no pagan. De ese monto, unos $ 200 millones corresponden a la obra social. Y aunque la cifra es menor a la del sistema previsional, impacta de lleno en la calidad de la prestación de la obra social.

“Si todos los aportes de los activos y pasivos de la provincia y los municipios se realizaran, hoy la Caja de Servicios Sociales no sería deficitaria y en la Caja de Previsión Social sería mínimo”, declaró al respecto el ministro Perincioli

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias