BARRIO BICENTENARIO I

Un merendero asiste a más de 150 chicos, pero se le quemó la heladera

En el barrio Bicentenario, el comedor “Sonrisas del Sur” asiste los días jueves y sábados a más de 150 niños y sus familias con la labor de sus voluntarios. Hace poco se le quemó la heladera y necesita colaboración. Además, pide útiles escolares y guardapolvos.

Por La Opinión Austral


Se trata del merendero que surgió en contexto de pandemia y continúa brindando asistencia a 150-200 chicos y sus familias que buscan allí las viandas y las meriendas los días jueves y sábados.

La labor de sus voluntarios y voluntarias no descansa y se reparten tareas para poder cubrir el comedor, pero también el roperito que funciona en el lugar.

En este momento necesitan verduras para poder cocinar las viandas de los jueves.

Son entre 10 y 11 personas a cargo que, con amor y esfuerzo, logran darles cobertura a familias del barrio y zonas aledañas.

Recientemente se les rompió la heladera con la que conservan alimentos y, de forma urgente, necesitan dar con una, ya sea nueva o usada. De no conseguir, buscarán a algún técnico para evaluar si es posible arreglar la que ya tienen.

Tayhana, una de las responsables a cargo del merendero, contó a Radio LU12 AM680 cuál es el pedido y cómo trabajan en el lugar. En principio, explicó: “Estamos tratando de conseguir la heladera porque, no sé si por un corte de luz, se nos quemó la única que teníamos en el comedor y merendero”.

Contó además que para ellos “es algo muy necesario, debido a que cada jueves están llegando productos lácteos y es muy importante que no pierdan la cadena de frío para después llegar a cada familia en buenas condiciones”.

Explicó que cualquier artefacto que puedan brindarles va a estar bien: “Necesitamos mantener las cosas frías para que no pierdan esa cadena, con los yogures, la leche y la carne, por ejemplo, que es tan importante y con lo que hacemos las viandas los fines de semana”.

Son entre 150 y 200 niños y se incluye a sus padres. “Preparamos las viandas, las meriendas y los papás las retiran acá y consumen en su casa”, explicó la voluntaria de Sonrisas del Sur.

Por el espacio del lugar y en plena pandemia, empezaron a implementar esa modalidad “para que las familias estén más cómodas y no tengan que venir con todos los niños”.

Se trata de entre 10 y 11 voluntarios que colaboran los fines de semana.

Los días sábados se preparan las viandas, con la colaboración de entre 10 y 11 voluntarios, y los jueves la merienda, con la ayuda de cinco personas, aunque también colaboran con el roperito, que cuenta con asistencia de otros cinco voluntarios.

“Son viandas donde hacemos tallarines, guisos de arroz o lentejas, por ejemplo. Recibimos donaciones de comercios o panaderías, la gente común generalmente nos trae algún alimento no perecedero o algo de verdura”, contó Tayhana.

En este momento, además, necesitan “todo tipo de verduras” con las que, según las que tengan disponibles, se preparan las viandas.

Además, de cara al ciclo lectivo, se encuentran con una campaña de útiles escolares y de guardapolvos, “ahora que empiezan las clases, para facilitarles algo a los padres”.

Pueden colaborar a través del Facebook “Merendero Sonrisas del Sur”, sino a través de WhatsApp al 2966-563457

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias