EL NIÑO DE 7 AÑOS GANÓ SU MEJOR BATALLA

¡Prendió la médula! El gladiador Kalem volvió a nacer

La buena nueva fue confirmada por Nadia Bernasconi, madre del niño, a La Opinión Austral. "Fue un día asombroso, temblaba por la adrenalina de felicidad", expresó desde CABA.

Por La Opinión Austral


El 24 de septiembre, tras cuatro años en la lista de espera del INCUCAIKalem Baeza (7) recibió su trasplante de médula para tratar su granulomatosa crónica, un trastorno hereditario que afecta el normal funcionamiento del sistema inmunológico. Las siguientes dos a tres semanas fueron decisivas.

Finalmente, las buenas noticias llegaron y este domingo, Nadia Bernasconi, madre del niño de Gobernador Gregores, dio a conocerlas.

 FOTO: FACEBOOK
FOTO: FACEBOOK

"A mi pequeño gladiador Kalem: sólo recuerda hasta donde has llegado, todo lo enfrentado, tus miedos superados. Quiero que sepas que esta batalla solo tú la has ganado... Te felicito, prendió la médula. Has vuelto a nacer. ¡Te amo hijo mío!", expresó en sus redes sociales.

No olvidó la mención al "ángel donante, sólo darte las gracias nuevamente por la oportunidad de tener una mejor calidad de vida para mi hijo. Tú que lees esto compartiendo nuestra felicidad, también deja tu huella, dona médula".

Alegría inexplicable

Los estudios marcaron que Kalem tiene "1.300 glóbulos blancos, pasando los mil se considera que prendió la médula", explicó Nadia en diálogo con La Opinión Austral.

Distinguió además que "no es la misma felicidad la de saber que tiene donante, luego el trasplante realizado, como lo es la noticia de que prendió la médula. Ayer (por el domingo) fue un día asombroso, temblaba por la adrenalina de felicidad, fue la mejor batalla ganada de Kalem. Ahora a esperar que todo siga mejorando".

 Kalem y Nadia junto al dibujo realizado el día que 'prendió' la médula. FOTO: FACEBOOK
Kalem y Nadia junto al dibujo realizado el día que 'prendió' la médula. FOTO: FACEBOOK

Nadia reconoció que "cada niño es diferente, uno siempre tiene algún amigo, conocido o allegado que la ha pasado muy mal en estas situaciones. Kalem ha tenido de esos momentos, pero muy leves".

"De mi parte, creo que lo mejor que hice fue no buscar información sobre trasplante, ya que es algo único en cada niño. En mi caso la experiencia fue diferente a como me la contaron. Así logré estar muy tranquila mentalmente", agregó.

El pequeño y su madre llevan ya dos años derivados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y, consultada sobre el regreso a Santa Cruz, señaló: "Aún no sabemos la fecha del alta, ya que dependerá de que todos los valores de laboratorio estén al nivel acorde a su cuerpo".

Cabe señalar que al pequeño aún le restan dos intervenciones quirúrgicas, por cataratas y por su intestino.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias