RÍO GALLEGOS

Habló el colectivero apuñalado: "Los dos puntazos que me tiró iban a mi pecho y a la yugular"

Christian, el chofer de colectivos que fue atacado en horas de la tarde del miércoles, habló con el móvil de LU12 AM680 y contó detalles del hecho. Desde el gremio adelantaron que, de no resolverse el caso, harán movilizaciones. El agresor está prófugo.

Por La Opinión Austral


Un trabajador del transporte público de Río Gallegos terminó con importantes lesiones en uno de sus brazos, tras haber sido atacado por un hombre, para luego darse a la fuga.

Tal como lo informó La Opinión Austral, el hecho tuvo lugar pasadas las seis de la tarde del miércoles en la zona del barrio Evita, y el agredido fue un colectivero que realiza el recorrido de la línea C. En un momento de su recorrido, otro hombre, a bordo de un auto hasta el momento no identificado, descendió de su rodado y, con un cuchillo de grandes dimensiones, atacó al chofer en uno de sus brazos.

De acuerdo a fuentes policiales consultadas por La Opinión Austral, el caso quedó en manos del Juzgado de Instrucción Nº 2, ahora subrogado por Rosana Suárez y de la Comisaría Sexta que, por estas horas, se encuentra en búsqueda del agresor.

Tras el ataque, el chofer juntó fuerzas y, si bien cortó su servicio, decidió ir al Hospital Regional debido a que la pérdida de sangre fue muy profusa. En este punto cabe remarcar que los propios pasajeros del colectivo fueron quienes dieron aviso a las autoridades y un móvil policial escoltó a la unidad hasta llegar al centro asistencial.

El colectivero se encuentra fuera de peligro y, en horas de la noche del miércoles, recibió el alta médica. Ya en la mañana del jueves, habló con el móvil de exteriores de LU12 AM680 y dio a conocer su versión de la historia, contando detalles del ataque.

El chofer, quien decidió que se lo conozca por su segundo nombre: Christian, con el fin de no preocupar a su familia, comenzó diciendo que: "La verdad que fue un mal momento que me pasó y que le pudo haber pasado a cualquiera de mis compañeros. Hay una bronca contra el transporte público que viene hace rato, hay un loco más que otro y que se la agarra con la cara visible de la empresa que somos los choferes", expuso el trabajador.

En el mismo sentido, Christian aseguró que en estos casos hay que "bancarse la bronca y los insultos de la mejor manera, con silencio y respeto para evitar situaciones de violencia, más si tenés pasajeros como mujeres y niños, uno no puede hacer nada más que callarse", indicó casi resignado.

Sobre las circunstancias en las que se produjo el ataque, Christian explicó que: "Esto no fue dentro del colectivo, fue un auto que me siguió y bueno, empezó a increparme desde afuera, queriendo empezar una pelea, que yo no di lugar. Eso lo enervó más en furia y lo llevó a hacer lo que hizo", comentó sobre lo que sucedió en la avenida Balbín.

Tras haber sido apuñalado, Christian dijo que lo primero que le pasó por la cabeza fue: "Que mis pasajeros terminen bien su recorrido y nada más, que es lo primero que tenemos que hacer. Pero esta vez, por la gravedad de la herida, me llevó a cortar mi servicio y salí derecho al hospital, con los pasajeros arriba".

"Ellos fueron avisándole a la Policía y al hospital por todo lo que había pasado, gracias a mis pasajeros que me pudieron asistir, al patrullero que me siguió porque la pérdida de sangre fue bastante, por suerte no tocó lugares que me comprometan" explicó el trabajador del volante.

Sobre la mecánica del ataque, Christian comentó que: "Uno pone el brazo adelante, de lo que sea, los dos puntazos que me tiró iban a ir a mi pecho y a la yugular, iban a esos lugares. Por suerte se le cayó el cuchillo y pude irme, así pasó todo".

El colectivero se comprometió a comentar mejor lo sucedido a LU12 AM680. "Más adelante voy a hablar con los medios, vi muchas cosas en las redes sociales por versiones, pero el 20 por ciento son ciertas, el tipo nunca se subió al colectivo, nunca hubo pelea y nadie me llevó al hospital".

Por su lado, Rubén Aguilera, dirigente de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), explicó cómo fue la situación: "Lo vino siguiendo por Balbín, no hubo maniobras por parte del colectivero. No hubo nada que lleve a un hecho de tal dimensión, no fue un hecho aislado. Algún tinte político tiene, igualmente puso en tela de juicio a la seguridad de los trabajadores, es un hecho lamentable".

Asimismo, Aguilera adelantó que: "Es un momento prudencial para que la Policía y la Justicia esclarezcan lo que pasó. Veremos qué sucede y si hacemos movilizaciones".

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias