AJEDREZ EN PANDEMIA

Los chicos se prendieron al juego virtual en cada rincón de la provincia

La pandemia hizo que los jugadores se multiplicaran. En Santa Cruz, el Gobierno potenció los espacios de enseñanza y la competencia. Niños y niñas de toda la provincia hablaron con La Opinión Austral. Entusiasmo, diversión y aprendizaje.

Por Ana Baratuz


Jugar al ajedrez es la opción que eligieron niños y adolescentes de toda la provincia. Desde el Consejo Provincial de Educación advirtieron el interés y organizaron eventos para acompañar a los estudiantes en el medio de la pandemia.

Los promocionaron y habilitaron salas de juego virtual con competencias individuales y por equipos. El último en el que compitieron decenas de alumnos y alumnas fue el Torneo Patagónico de Ajedrez, que organizó Chubut. Los del Nivel Primario terminaron terceros y los del Nivel Secundario, en el último lugar.

(NdR: los más grandes la tuvieron muy difícil: compitieron contra todos jugadores federados).

La propuesta creció y sumaron la posibilidad del juego simultáneo, donde jugadores destacados en el orden nacional e internacional, con gran predisposición, aceptaron participar y enseñarles.

Desde sus hogares y con mínimos requisitos, la actividad se mantiene vigente con jovencitos atentos a los días y horarios.

Uno por uno

La Opinión Austral se puso en contacto con algunos de los estudiantes para que cuenten su experiencia en primera persona.

Ellas y ellos, relataron de qué manera comenzaron a jugar y las sensaciones que tienen hoy, al hacerlo online. Algunos, con notoria emoción marcaron cómo les apasiona; otros, con mayor calma y tranquilidad, lo ven como un "juego más".

Por los más chicos, hablaron papá y mamá. Los más grandes y los más experimentados -que ya juegan hace años- se animaron a hablar por sí solos.

Federico Matayoshi

Federico Tokumori Matayoshi tiene 12 años. Nació y vive con su familia en la localidad de El Calafate.

Tímido, fue su madre quien respondió las preguntas: "Comenzó a jugar ajedrez a los 6 años con el papá. El año pasado en la Escuela 9 en la que estudia, inició un curso gratuito dictado por el profesor Ariel Cola".

"Participó en varios torneos presenciales, el primero organizando en El Calafate por Alfil Negro, salió 4°. Viajamos a Río Turbio y allí jugaron varias localidades y salió 2°".

Sobre la modalidad, indicó: "Le gusta más el presencial ya que puede conocer a su rival".

 

 Federico Tokumori Matayoshi. 12 años. El Calafate.
Federico Tokumori Matayoshi. 12 años. El Calafate.

Rocío Ortiz

En Puerto San Julián vive Rocío Ortiz de 13 años. La preadolescente dijo que comenzó a jugar este año, "a causa de la pandemia".

Fue su padre el que le enseñó. Se llama Hugo, y es profesor de ajedrez en el Instituto María Auxiliadora de la ciudad portuaria.

 

 Rocío Ortiz. 13 años. Puerto San Julián.
Rocío Ortiz. 13 años. Puerto San Julián.

Atenas Aybar

En Koluel Kaike vive la familia Aybar. Atenas tiene 11 años y hace 4 que juega. "Aprendió de la mano de su hermano mayor Natael", dijo Andrea, su mamá. "Comenzó a ejercitarse en la Escuela Caballo Blanco. Sus maestros fueron y son en la actualidad: Sandra Scarpin y Hugo Marotte".

Sus primeros encuentros en torneos fueron con niños de otras localidades: "En algunas ocasiones, le tocó enfrentarse con otros jóvenes ajedrecistas. Es una niña competitiva". Recuerda su primer trofeo con emoción y satisfacción: "La práctica y constancia hacen que ella evolucione y pierda el temor".

"El ajedrez hizo que pudiera conocer otras localidades. A través de los viajes, construyó amistades. En la actualidad los torneos virtuales agilizaron su ritmo". Comentó que le costó adecuarse al principio: "Extraña sentarse frente a un tablero y ver a su contrincante y lo que todo eso genera".

 

 Atenas Aybar. 11 años. Koluel Kaike.
Atenas Aybar. 11 años. Koluel Kaike.

Bautista Chocan Aráoz

El jugador de la localidad de Puerto San Julián Bautista Chocan Aráoz tiene 10 años. Representa al Instituto María Auxiliadora. "Empecé a jugar cuando tenía 5 años con mi papá. No de manera profesional o competitiva", contó.

"Ahora, con la pandemia empecé a jugar online. Mi profesor es Hugo Ortiz. Ya jugué torneos locales, provinciales e internacionales". La virtualidad le gusta. "Te entretiene y divierte. Mi papá juega torneos de noche y también juego ahí. Hice nuevos amigos", aseguró.

 Bautista Chocan Araoz. 10 años. San Julián.
Bautista Chocan Araoz. 10 años. San Julián.

Hermanos Lorenzo Reyes

Los hermanos riogalleguenses son dos: Juan Gabriel Lorenzo Reyes, tiene 9 años: "La primera vez con el ajedrez fue jugando con mi papá. Seguí con Julio Díaz, que me enseñó más cosas".

El primer torneo fue en Chile, después en El Calafate, y ADAR. "Las simultáneas me gustan. Participo con mi profe. Actualmente estoy jugando en los torneos de Lichess".

 Juan Gabriel Lorenzo Reyes. 9 años. Río Gallegos.
Juan Gabriel Lorenzo Reyes. 9 años. Río Gallegos.

 

Lucas Javier Lorenzo Reyes, tiene 10 años y comparte profe con su hermano. "Igual que él jugué partidas internacionales y me gustan las simultáneas y todo el juego online". Pero, hay algo que extraña: "Me gustaría volver a jugar con mis amigos frente a frente", dijo.

 

 Lucas Javier Lorenzo Reyes. 10 años. Río Gallegos.
Lucas Javier Lorenzo Reyes. 10 años. Río Gallegos.

Alex Maximiliano Flores Colque: "Nací en Río Gallegos y tengo 12 años, estudié en el gimnasio Lucho Fernández", contó con entusiasmo, y dijo que su primera experiencia con un tablero fue con su tía, Glenda Flores, cuando tenía 6 años.

 

 Alex Flores. 12 años. Río Gallegos.
Alex Flores. 12 años. Río Gallegos.

Su familia, viendo su inclinación por aprender más se contactó con un joven jugador para que lo instruya un poco más: "Mi primer maestro fue Matías Campeón, y actualmente mi profe es Pablo López".

 

Nicolás Torres Meandri tiene 14 años y vive en Puerto Santa Cruz. Estudia en la Escuela Industrial en Procesos Energéticos (EIPE).

Recuerda que el ajedrez era algo desconocido para él: "Fue para mi sexto cumpleaños. Mi profesora de inglés, Marcela Hidalgo, me obsequió un juego, ese día ella me enseñó los nombres de las piezas y sus principales movimientos". "Fue un antes y un después en mi vida... Me fascinó".

Entusiasmado, le pidió a su papá Francisco que averiguara dónde enseñaban ajedrez: "Tenía muchas ganas de aprender mucho más. Mientras tanto, empecé a practicar con mi papá que algo del juego sabe".

Cuando comenzó a cursar el 7° grado de primaria en la Escuela Ladvocat: "Mi profesor de tecnología enseñaba ajedrez después del horario escolar, por supuesto yo me quedaba todas las veces!".

Sobre sus avances, comentó: "En los últimos dos años, he mejorado mi juego. Porque al entrar a 1año de secundaria empecé a participar en la clases de ajedrez , las cuales daba mi profesor que sabe bastante de ajedrez, Matías Campeón. Me ha enseñado cosas que yo nunca me hubiese imaginado, por ejemplo algunas formaciones de defensa o de ataque".

"Durante el 2019 me ha entrenado mi profesor de la secundaria, el que me ayudó a mejorar, porque ese mismo año se hacían los Juegos Nacionales Evita y yo tenía muchas ganas de jugarlos".

"En la clasificación local quedé 4°. Pasé a los regionales y terminé 12°".

"En diciembre del 2019 se realizaba la Copa Ciudad de Río Gallegos. Vino gente de toda la provincia. Por sorpresa y mucho esfuerzo, quedé en primer lugar. Fue mi primer torneo regional".

"Actualmente sigo jugando y no pienso dejar de practicar. Participo en los torneo online que se organizan mensualmente. El último en el que participé jugaba contra personas adultas, y como seguramente sabían bastante, perdía varias veces. También había muy pocos chicos de mi edad".

Aseguró que le gustan las simultáneas y se mantiene atento a los torneos que se presenten para, al igual que otros tantos chicos, ingresar y jugar para aprender.

 

 Nicolás Torres. 14 años. Río Gallegos.
Nicolás Torres. 14 años. Río Gallegos.

Los hermanos Pintos

Angélica, mamá de Abraham (17), Andrés (12) y Selena (10) Pintos, habló de la afición que tienen sus hijos. "Abraham y Andrés comenzaron a los 6 años, cuando vivíamos en la localidad de Pico Truncado. Con el profe Andrés Colaf tuvieron la oportunidad de empezar".

Más adelante la familia se trasladó a Koluel Kaike: "Tuvimos la suerte de encontrar a Sandra y Hugo para sumarse a la escuela que dirigen".

Los varones participaron en los Juegos Evita en 3 oportunidades. "Es lindo para que los chicos viajen, compartan y conozcan a otros chicos. Se les sumó Selena. Viajaron a Comodoro y otras localidades de la provincia".

Sobre los torneos online confesó: "Para mí, verlos sentados tantas horas aprendiendo y jugando ajedrez es una satisfacción, en lugar de distraerse con otros juegos. Pueden jugar con varias personas de todos lados. Eso es muy bueno".

Los jugadores y jugadoras de ajedrez en Santa Cruz son cada vez más. Por la pandemia, el número incrementó radicalmente y el Gobierno Provincial, a través del Consejo Provincial de Educación, apoya a todos y cada uno de ellos en este apasionante juego.

 Selena Pintos. 10 años. Koluel Kaike.
Selena Pintos. 10 años. Koluel Kaike.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias