Era todo mentira

Bochorno: los "dólares termosellados" que denunció Mariana Zuvic eran billetes del juego "El Estanciero"

La Justicia archivó la causa que había sido impulsada por las diputadas nacionales Mariana Zuvic y Paula Oliveto. Aprovecharon lo que aseguró ver el perito falso Marcos Herrero para involucrar a Cristina Fernández de Kirchner. Luego de investigar, el juez Claudio Vázquez desestimó la denuncia por "nulo apoyo probatorio".

Por La Opinión Austral


La desaparición de Marcela López está rodeada de un sinfín de acontecimientos tan insólitos como torpes, todos provocados por la querella y a partir de una sola figura, el coleccionista de huesos Marcos Herrero.

Dilaciones, expedientes inconducentes, hipótesis descabelladas, denuncias que toman como prueba a los medios de comunicación y contratiempos para un caso urgente como es la ausencia de una mujer hace casi siete meses.

El viernes pasado, cuando el falso perito quedó detenido en Mendoza, luego de que se probara que había plantado un cráneo en el caso de Viviana Luna y que esos huesos se correspondieran con el maxilar que “halló” en Río Gallegos, aquello que en la provincia del sur circulaba como un rumor de pasillo tomó forma: la de un engaño cuyos daños todavía son imposibles de dimensionar.

El coleccionista de huesos dejó minadas más de media docena de causas en las que participó, poniendo en ridículo a las justicias provinciales al resolver desapariciones y crímenes en cuestión de horas.

Cartas que lo explican todo, huesos que no coinciden con ningún ADN y sangre falsa son algunas de las evidencias que plantó a lo largo y ancho del país, entorpeciendo las investigaciones o, como dio a conocer La Opinión Austral esta semana, poniendo en riesgo de nulidad juicios, como pasó con el que se dirime en Santiago del Estero.

A tres días de las PASO, Oliveto y Zuvic pidieron que se investigara el hallazgo de los dólares.

El caso de “Marito” Salto es uno de los golpes más fuertes que dio el coleccionista, que un año y medio después de que el nene de once años fuera encontrado descuartizado, logró que su perro Alcón -que luego murió “embrujado”- encontrara una serie de cartas con afirmaciones satánicas que para la jueza Rosa Falco fueron mas que suficientes para explicar el crimen como un sacrificio a san La Muerte y ordenar cuatro detenciones.

Recapitular quién es Marcos Herrero es imprescindible porque fue él quien sembró las dudas y sospechas en la causa que investiga la desaparición de Marcela. Fue después de su llegada a Santa Cruz que una carta misteriosa apareció en el portón de una de las hermanas de la mujer y fue obra suya la aparición del maxilar que -hoy se sabe- pertenece a un varón con muerte de larga data. Y, como no podía ser de otra manera para nuestro Hércules Poirot rionegrino, también fue él quien vio los dólares termosellados en la propiedad de José Luis Balado, expareja de la mujer desaparecida, durante un allanamiento ilegal. Completita.

Esta causa generó decenas de horas de trabajo para el Juzgado Federal de Río Gallegos a cargo del Claudio Vázquez y la Secretaría Penal de Carlos Cerezoli. Horas de trabajo y papeleo, porque se debieron remitir copias de los seis cuerpos con las 1.116 fojas que tiene el expediente que lleva adelante Valeria López Lestón, que esta semana fue ratificada por el juez de Recursos al frente de la investigación de Marcela.

La dimensión federal no quedó exenta de los ribetes disparatados que se construyeron sobre el caso. Por el contrario, podría decirse que llegar al fuero federal era un fin en sí mismo y esto también es parte del modus operandi del adiestrador que, como viene informando esta periodista en distintas crónicas, lograba introducir nombres de personajes políticos, hechos de corrupción o delitos de competencia nacional para deslegitimar a la Justicia ordinaria.

Así pasó en el caso de Viviana Luna, por el cual finalmente cayó y donde, además de plantar un cráneo, quedó filmado mientras escondía una carta arriba de un ropero que luego simuló “descubrir” y en la que decía que Viviana fue secuestrada por la misma red de trata que se llevó a María Cash y a Sofía Herrera. Siniestro.

Pero para que el circo sea completo faltaban los malabaristas y en este caso con perfume de mujer, ya que fueron las diputadas Mariana Zuvic y Paula Oliveto quienes eligieron, sin ninguna red, caminar por la cuerda floja que propuso Herrero con apenas una aseveración: haber visto los dólares termosellados.

El caminito

El 2 de septiembre, es decir dos meses después de haber visto lo que en realidad al parecer fue una caja de zapatos forrada con las piezas del juego El Estanciero, billetes falsos y algunos animalitos de plástico adentro, Jorge Trévotich y una de las hijas de Marcela, Rocío, hicieron una conferencia de prensa afuera del Juzgado Federal para anunciar el hallazgo de los dólares y la posibilidad de que estuvieran vinculados con el “secuestro extorsivo” de Marcela López.

¿Secuestrada, por quién? Por el sobrino de José Luis Balado. ¿Con qué fin? Con el de callarla. ¿Para qué? Porque sabía que era el secretario de Máximo Kirchner y entonces, si lo era, guardaba su dinero. Y entonces, si lo era, mejor que Marcela no dijera lo del dinero. ¿Lo sabía? Nunca lo mencionó a nadie. Pero, ¿no se puede tener dólares acaso? Sí, pero para Zuvic y Oliveto, si había dólares, tenían que ser de Lázaro Báez. Y también, por añadidura, claro, si el empresario santacruceño tenía verdes, ¿quién se los dio? Cristina. ¡Bingo!

 Claudio Vázquez, a cargo del Juzgado Federal de Río Gallegos
Claudio Vázquez, a cargo del Juzgado Federal de Río Gallegos

El 9 de septiembre, siete días después de la denuncia de Trévotich y tres antes de las PASO, Zuvic y Oliveto se presentaron en el Tribunal Oral Federal Nº 7 de Buenos Aires con una ampliación de denuncia en la causa Fernández Cristina e hijos s/asociación ilícita, describiendo un universo de hechos de corrupción, blanqueo de capitales, defraudación contra la administración pública, entre otros.

Esa es la causa donde Cambiemos intentó demostrar que el kirchnerismo favoreció a Lázaro Báez con obras que adjudicó de forma privilegiada para Austral Construcciones y es esa causa a la que ahora le quisieron dejar pegada la desaparición de Marcela López.

“Por supuesto, resulta sumamente comprometedor el hallazgo de los fajos de billetes de dólares termosellados y sucios en una vivienda usada como depósito por su propietario, Mario Balado, quien como persona de su directa confianza (por Máximo Kirchner) cumple funciones de administración del diputado nacional hace varios años, en las que se lo considera penalmente responsable de los delitos de formar parte en una asociación ilícita en concurrencia real con el delito de lavado de activos de origen ilícito agravado por su habitualidad, por formar parte de una asociación y por ser funcionario público. ¿Cómo explicaría Balado el origen de ese dinero y su ocultamiento en ese lugar?”, se lee en la presentación de las legisladoras macristas, a la que tuvo acceso exclusivo La Opinión Austral.

 A tres días de las PASO, Oliveto y Zuvic pidieron que se investigara el hallazgo de los dólares.
A tres días de las PASO, Oliveto y Zuvic pidieron que se investigara el hallazgo de los dólares.

Ocho días mas tarde la denuncia fue girada a Río Gallegos, porque la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 11 se declaró incompetente, entendiendo que los dólares habían aparecido en esta ciudad.

El juez Vázquez decidió separar en dos la denuncia que presentó la hija de Marcela con su abogado, Trévotich, dejando por un lado el asunto de los supuestos dólares termosellados y por otro, la investigación del también supuesto secuestro de Marcela.

La presentación sostiene que el juzgado de López Lestón y la Policía se complotaron para darle opacidad al caso y que no se conociera que detrás de la ausencia de su mamá existe una red política responsable de hacer desaparecer a Marcela para que no dijera lo que sabía sobre ciertos actos de corrupción.

Sin embargo, la denuncia nunca explica qué sabía realmente López y, por lo tanto, tampoco cuál era el beneficio.

Pero la presentación trajo luz sobre una duda que circuló durante todo este tiempo y cuya verdad hoy se desnuda respecto a quién verdaderamente “vio” los supuestos dólares, y este, en palabras de Rocío, no fue otro que el el falso perito detenido por plantar evidencia apócrifa y restos de cadáveres humanos.

En la denuncia Trévotich indicó que Herrero, “amén de dar con un maxilar humano, una caja con un mechón de pelo y con un llavero que pertenecería a López, localizó en una edificación al fondo del predio cajas y bolsas amontonadas, una de las cuales fue abierta por el investigador y encontró allí fajos de billetes de dólares”, se lee.

En este punto es interesante pararse en los hechos que acontecieron de forma posterior al hallazgo de los supuestos dólares, cuando la querella persiguió una noche al inquilino de Balado, que decidió irse después de la irrupción en la vivienda y el hallazgo del maxilar.

La escena que se pudo ver en videos aportados por ellos a los medios de comunicación muestra al inquilino con unas cajas en la mano y cómo lo filman desde un vehículo que luego lo persigue.

Tanto el abogado como la hija de Marcela justificaron esa filmación diciendo que así se llevaban los dólares hacia otro destino y a decir verdad, eso parece verosímil, no porque fuese lo que estaba ocurriendo, sino porque realmente su intención era obtener imágenes de los fajos, tal vez porque nunca los vieron, sino solamente el adiestrador, que al mencionarlos les dejó una enorme intriga, plantándoles una punta imposible de obviar en un momento de desesperación.

La idea de los dólares cierra también porque José Luis Balado es el que en varias comunicaciones telefónicas con las hijas de Marcela dice que su sobrino se sienta en la mesa del “poder” y que Marcela “sabía mucho”. La idea cierra si se oculta deliberadamente que Balado tiene un padecimiento mental y pericias psiquiátricas que así lo confirman y lo excluyen siquiera como testigo en la causa.

Apoyado además en el dictamen de la Fiscalía Federal, el magistrado de ese fuero entendió que no se avizoraban razones para estimar -siquiera de modo conjetural- la comisión de los delitos previstos en los Arts. 142 bis y 170”, es decir, de secuestro y secuestro extorsivo.

“Debo indicar que la información acercada es pasible de numerosas observaciones críticas, no sólo por el nivel de imprecisión que ofrecen, sino -y fundamentalmente- por su escaso o nulo apoyo probatorio, descontando que la oportunidad en que esta información es aportada a la Justicia permite abrigar serias dudas en cuanto a su verosimilitud, o que el dato mismo del hallazgo -de tomarse por cierto- es la resultante de una irregular forma de actuar rayana con la nulidad”.

Sucede que, como en muchas otras causas iniciadas en Comodoro Py contra funcionarios y funcionarias del kirchnerismo durante la administración de la alianza Cambiemos, la ampliación de denuncia que hicieron Zuvic y Oliveto se basa pura y exclusivamente en recortes periodísticos y sus propias conjeturas. “En pocas palabras, poco y nada viene a agregar a la información ya de notorio conocimiento”, recriminó Vázquez.

El coleccionista de huesos sigue detenido en Mendoza por plantar evidencia falsa.

Tanto es así que los estrados de la capital santacruceña no pudieron hacerse de una idea clara sobre cuál sería el contexto en que se habría producido el hallazgo de los billetes.

Es decir, por qué, si filmaron todo ese día, no hubo fotos o cómo es que no le avisaron a la jueza que investiga la desaparición de Marcela, teniendo en cuenta que ellos creían que por esos dólares habían secuestrado a la mujer.

Estos son agujeros negros en el escrito que constituyen otro de los misterios del caso.

Porque, aun si creyeran que no debían ir con esta información a López Lestón porque no confían en la Justicia Provincial, nada dicen de qué los demoró dos meses en reportar semejante hipótesis.

Así las cosas, la Justicia Federal dispuso el archivo de la presentación por los dólares termosellados, aunque todavía queda pendiente que se resuelva la otra dimensión mencionada más arriba, la del secuestro extorsivo, por qué y por quiénes

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias