NATURALEZA

Tarántulas: secretos de la araña gigante con sangre azul y veneno que pesa lo que un paquete de fideos

Existen más de 900 especies de diversos colores. Puede caminar hacia atrás y están equipadas con dos garras y almohadillas adhesivas en cada uno de sus pies.

Por La Opinión Austral


Alrededor del mundo hay más de 900 especies de tarántulas que se dividen en 123 géneros. Son arañas de colores negro, naranja, rojo, gris, rosa, azul y marrón que forman parte de la superfamilia Theraphosoidea que llegan a pesar hasta 170 gramos y pueden medir hasta 30 centímetros. La sangre de estos arácnidos se conoce como hemolinfa y es de color azul verdoso en comparación de los vertebrados que es de color rojo.

 

Leer más: Video. Una inmensa araña apareció en la Ruta 3: ¿tarántulas en Santa cruz?

 

Los abundantes pelos que recubren el exoesqueleto de las tarántulas no solo sirven como protectores, sino también como defensa. Ellas liberan en el aire algunos de los pelos ubicados en su abdomen para que al entrar en contacto con el contrincante, le genere una comezón urticante que irrite la piel y lo obligue a alejarse.

 

Algunas poseen rayas, otras cambian de color solo en las patas o abdomen, mientras un porcentaje de ellas se mantienen de un color uniforme. Respiran usando sus dos pares de pulmones laminares o filotráqueas (ubicados en su abdomen y compuestos por muchas láminas finas). Poseen un par de colmillos capaces de moverse de arriba hacia abajo y están equipadas con dos garras y almohadillas adhesivas en cada uno de sus pies.

 

¿De qué se alimentan?

Su forma de alimentación es igual que el de otros tipos de araña. No arrancan pedazos y mastican, sino que disuelven el interior del cuerpo de la víctima hasta convertirlo en una especie de sopa que contiene todos los nutrientes que necesitan.

 

Para disolver órganos o tejidos, ellos combinan el potente veneno con jugos gástricos. El tiempo que invierten alimentándose depende del apetito que tengan; pueden demorar un par de horas para acabar con una presa más grande que ellos, o bien, dejar sobras de utilidad para otros animales.

 

Son depredadores nocturnos y entre sus presas más comunes se encuentran los insectos, ratones, lagartijas, sapos así como aves y serpientes pequeñas.

 

¿Cómo se reproducen?

Cuando llegan a su etapa de madurez, los machos se ayudan de sus pedipalpos para transferir el esperma a la hembra. Muy rara vez los machos se convierten en el alimento de las hembras, pero ha llegado a ocurrir después del apareamiento.

 

Las hembras protegen los huevos dentro de un capullo durante seis a nueve semanas, de donde nacerán entre 500 y 1,000 crías. Durante esa temporada protectora su agresividad aumenta en gran magnitud

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias